Category: Verdad



“Este país atraviesa un momento delicado, tenemos que asumir enormes sacrificios para que podamos salir de la crisis que nosotros mismos hemos provocado con nuestros abusos y nuestras deudas, por querer vivir como los ricos siendo pobres, por nuestro egoísmo y materialismo.  Por eso, ahora, austeridad y ¡a pagar por los servicios básicos!“.

No, no os habéis equivocado de blog, estáis en “Nada más que la verdad”.  Este es el discurso con el que nos bombardean a diario, una mentira que, a fuerza de repetirla en la tele a todas horas, nos estamos creyendo a pies juntillas.  Una mentira que ha llevado a la ruina a casi seis millones de familias, una mentira que trastorna la visión que la mayoría de la gente tiene de la realidad.  Pero, por suerte, es una mentira que ha sacado a las calles a cientos de miles de personas en todo el país.

Indignados en Algeciras (12M-15M)

Indignados en Algeciras (12M-15M)

La BBC habla de decenas de miles de personas en Madrid, aunque fuentes del Ministerio de Interior rebajan esa cifra a treinta mil.  La misma fuente cita que “no menos de cuarenta y cinco mil personas se congregaron en Barcelona”, aunque para el ministerio no superaran los veinte mil.  Las autoridades anunciarion que no desalojarían Sol a menos que se acampase, pero lo cierto es que a las cinco de la madrugada ya estaban desalojando y deteniendo a gente. Yo no soy muy aficionado al campismo, pero creo que permanecer en una plaza por menos de diez horas no es acampar.

Manifestación en Algeciras (12M-15M)

Manifestación en Algeciras (12M-15M)

El aniversario del 15M ha llegado en un momento perfecto para avivar la llama de la protesta.  En medio de fuertes y crecientes recortes que solo benefician a los bancos y los especuladores (pobrecillos, no vaya a ser que no puedan cobrar sus bonos millonarios), en medio de un maremágnum de desigualdades y dramas sociales, en mitad de una tempestad de mentiras a voces y verdades calladas, se alza la clama del pueblo.

Desgraciadamente no es más que una vocecilla.  Los cientos de miles de indignados deberían haber sido millones (concretamente, 5.639.500 según el instituto nacional de estadística).  Cada vez me sorprende más el buen trabajo que están haciendo los poderes fácticos.  Como el  “Sálvame” y el Real Madrid callan las voces de los que deberían de estar acampados, no solo en Sol, sino en todas las demás plazas.  Porque estoy seguro de que más de cinco millones de personas y sus familias no caben en todas las plazas de España.

La verdad nos hará libres.

Fotos: Nada más que la verdad

Si te gustó esta entrada, compártela usando los botones sociales que encontrarás más al final del texto o déjanos un comentario para que tu voz sea escuchada y no clame en el desierto, además tal vez también te gusten:

Sistema electoral españolLa verdad sobre las manifestaciones del 15MLa verdad sobre ¡Indignaos!

 


Hay quien dice que tanto el 15M como el 15O son dos hechos aislados, actos esporádicos sin ninguna continuidad que generarán rechazo más que otra cosa.  Otros cuentan por las redes que los perroflautas dejarán de manifestarse el día que sus papis del PP salven a este país de la debacle (cosa que, según ellos, ocurrirá el 20N).  Los menos tachan a los manifestantes de cábilas y cafres, mencionando solo los pocos actos de violencia que se dieron en la jornada del sábado. Quien dé crédito a estas habladurías o crea lo que cuentan esos medios tendenciosos y sesgados no alcanzará nunca a comprender el trasfondo de la cuestión.

Manifestación 15O Madrid

Cientos de miles de indignados se dieron cita en Madrid

Sobran motivos para estar indignados.  Los mercados manejan a los gobiernos para que sigan asegurando sus pingües beneficios especulativos a costa del trabajo del pueblo y el recorte de servicios sociales básicos, pagando con sudor y sangre los intereses de una deuda que lastra como una losa la economía mundial pero que, sin embargo, no interesa que sea pagada.  ¿Y qué hace el pueblo mientras tanto?  Atrincherarse detrás del cristal de la televisión, acurrucarse con las ayudas del estado y esconder la cabeza entre los cojines del sofá para, siempre de forma voluntaria, no ver lo que está pasando ahí fuera.

Nunca debió llegarse a esta situación.  Nunca debimos permitir que existan unos señores que generan capital del capital, que perviva un sistema económico en el que solo se puede hacer dinero del dinero, en el que el trabajo no vale prácticamente nada y donde lo único que cuenta es TENER.  Si no tienes nada, nunca tendrás nada porque tu propia necesidad te lo impide, tu trabajo no vale nada así que jamás levantarás la cabeza del suelo o desviarás la mirada del “Sálvame deluxe“.  Por cierto, cuando descubrí que Belén Esteban tenía una web, me planteé muy seriamente cambiar de medio y repartir panfletos.

Manifestación Cádiz 15O

Otras ciudades, como Cádiz, también se sumaron a la protesta global

Pero el 15 de octubre será recordado como el día en que se demostró que aquello que comenzó el 15 de mayo no fue la locura de unos pocos.  Cada vez más gente se da cuenta de que la solución no pasa por quitarle al pobre lo poco que tiene para salvar a los bancos, que seguir engordando a la nobleza política solo lleva a un desastre aún más profundo, que no puede ser que el 90% de la riqueza esté en manos del 10% de la población mundial.  Cada vez somos más los que ya estamos cansados de ser títeres en manos de los mismos de siempre, cada vez somos más los que nos damos cuenta de que la época de recoger el algodón ya pasó.

Más de mil ciudades en todo el mundo se levantaron el 15O, las cifras hablan de millones de personas en decenas de países.  Un levantamiento de tamañas características no puede (ni debe) ser ignorado.  El 15O se avivó la llama de la esperanza, se vislumbró levemente la esquina de una gran pancarta en la que reza el lema de “Otro mundo es posible“.  Otro mundo en el que el pueblo sea el protagonista, otro mundo donde las decisiones políticas beneficien a la mayoría y no solo a cuatro o cinco “barones”.  Otro mundo donde no haga falta indignarse, donde no existan dictaduras (ni militares, ni mercantiles), donde cuente más “ser” que “poseer”, donde no existan drogas sociales (fútbol, telebasura…), donde la información circule libremente y todos tengamos capacidad para comprenderla y asimilarla.

Demuestra que crees en ese mundo.

La verdad nos hará libres.

Fotos: Cádiz (Javier Fuentes), Madrid (@mOOnwatching)

Si te gustó esta entrada, tal vez también te gusten:

15M el movimiento no decaeLa verdad sobre ¡Indignaos!La verdad sobre las manifestaciones del 15M

La verdad sobre Ana y Mía


No, no son mis primas de Cuenca, aunque por sus nombres podrían serlo perfectamente.  Estas dos “princesitas” se han colado en la red por la puerta grande, cientos de páginas y bloggers se proclaman sus fervientes seguidores y promueven la adopción de su modo de vida como la panacea para alcanzar el reconocimiento social que tantos adolescentes anhelan.

¿Merece la pena tanto sufrimiento?

¿Merece la pena tanto sufrimiento?

Precisamente fue en una cena (nótese la casual e inapropiada ironía) donde descubrí la existencia de este tipo de páginas.  Las pro-Anas y pro-Mías se declaran defensoras (y defensores) de trastornos alimenticios tan peligrosos como la anorexia o la bulimia.  Parece increíble que existan blogs como este, donde una chica cuenta sin ningún tipo de tapujos como se auto-lesiona cada vez que comete el “pecado” de comer y lo feliz que se siente porque su hermana está más gorda que ella.  Aún más fuerte es el caso de esta chica venezolana, dice haber sufrido cálculos en la vesícula biliar a causa de los trastornos alimentarios, fuertes taquicardias, desmayos, mareos, y aún así dice que “eso le da iwal”, ya que lo que realmente le importa es llegar a ser una delgada “princesita”.  Relata que estuvo a punto de superarlo hasta que un conocido le llamó gorda y le hizo volver a las andadas.

Es, no ya insultante, sino inmoral que se permita la existencia de este tipo de páginas mientras que por otra parte se suprimen videos de youtube simplemente porque violan derechos de autor.  Desgraciadamente, también existen páginas  muy visitadas donde se explica con todo lujo de detalles cómo fabricar diferentes tipos de bombas (incluso bazokas) o cómo abrir cerraduras, mientras que a los que denuncian actos delictivos se les priva de su libertad o se les censura.  Por suerte, la oficina del defensor del menor de la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha una iniciativa en contra de los pro-Anas.  Un poco de cordura entre tanta necedad.

Internet no es más que un fiel reflejo de lo que ocurre en el mundo real.  Las conductas autodestructivas se premian y los que luchan por el bien común son castigados.  Siempre ha sido así y la cosa no tiene pinta de cambiar ni a corto ni a medio plazo.  Entradas de blog que defienden la anorexia cuentan con miles de comentarios de apoyo .  Artículos que abogan por el fin de las hostilidades en Libia apenas son visitados y mucho menos, comentados.  ¿A dónde vamos a llegar?  Es evidente el “buen trabajo” que ha hecho la televisión.  Nos muestra las pautas para la felicidad (por ejemplo, ser delgados) y nos expone las guerras como algo lejano y que solo sufren otros.  Nos blanquea el cerebro con lejía de la mala.

Solo queda hacernos una pregunta.  Todo esto… ¿A quién beneficia?

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada, tal vez también te gusten:

la verdad sobre el chocolateLa verdad sobre la coca cola zeroLa verdad sobre la comida basura


Desde aquí hago un llamamiento a participar en las manifestaciones que esta tarde cubrirán toda España (y parte del extranjero) con el velo de la esperanza.  Desde las plazas más céntricas de más de 60 ciudades partirán las marchas reivindicativas.  En la mayoría de ciudades la hora de la convocatoria es a las 19:00.

Toma la calle, ¡indígnate!

Toma la calle, ¡indígnate!

Para seguir las marchas en twitter hay que usar el hashtag #19Jmani + #ciudad (Tu ciudad en http://www.democraciarealya.es/?page_id=580).

Aquí está el protocolo de actuación en caso de que se den actos de violencia por parte de los manifestantes.  Muy importante conocerlo y seguirlo para desvincularse de toda acción violenta.  Recordad que la manifestación es pacífica de principio a fin y que DRY no aprueba ningún tipo de acción que no sea pacífica.

Nos vemos a las 19:00 en la plaza.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada tal vez también te gusten:


Los manifestantes del movimiento del 15M fueron desalojados por la policía mientras bloqueaban la calle para impedir el paso de los coches oficiales.  Veamos algunas fotos, tomadas del video en directo retransmitido a través de internet…

Coches oficiales ayuntamiento Madrid

Un señor mayor intenta bloquear el paso de los coches oficiales mientras la policía le empuja hacia la acera

Coches oficiales ayuntamiento Madrid

La policía "protege" a los coches oficiales de los pacíficos manifestantes del 15M

¿Quién viajaba en esos coches oficiales?  Lo ignoro, pero vi la retransmisión completa y pude contar más de veinte.  Los manifestantes estaban al principio sentados en el medio de la calle y la policía les obligó a despejar el camino para que pudiera pasar el convoy de los poderosos.  Reproduzco la información proporcionada a través de Twitter por la cuenta @acampadasol (orden cronológico inverso, desde las 13:15 hasta las 13:40):

  • acampadasol: Hay muchos coches oficiales y se me está acabando la batería mientras los vemos pasar… seguid tuiteando con #15Menpleno.
  • acampadasol: Aplaudimos a una señora con carrito q pasa tan pancha. Necesitamos señoras con bolsas del cortinglés, a ellas les dejan pasar #15Menpleno.
  • acampadasol: Pasan los coches rapidísimamente… ¿Algún radar pa ponerles multa? #15Menpleno.
  • acampadasol: Venga, ahora nos vamos a Cibeles, que seguimos queriendo que nos inviten a canapés #15Menpleno.
  • acampadasol: Están saliendo por aquí, la poli nos tienen sujetados pero la boca no nos lapueden tapar #15Menpleno.
  • acampadasol: han pasao algunos de los coches oficiales que les pagamos y les hemos gritado bien alto que #nonosrepresentan #15Menpleno.
  • acampadasol: Nos han levantao a palos junto a la c/ Villa y c/ Pretil pero seguimos aquí de pie #15Menpleno.
  • acampadasol: @faustoaguilera están cargando para q salgan por el parking, detrás de la Villa, c/ Sacramento #15Menpleno.
  • acampadasol: @kolontai1959 Sabemos que están intentando echarnos a empujones. Nuestra respuesta: sentarnos pacíficamente #15Menlacalle No pánico.
  • acampadasol: @kikeh Por el parking, c/ Sacramento.
  • limontxello por acampadasol: #15menpleno alguna gente se aleja, claro, dan miedo y esa es su mierda de función, su trabajo.
  • elctrodnd21 por acampadasol: #15menpleno Madrid Policia antidisturbios SIN IDENTIFICACION cam live- kcy.me/3o50 ILEGAL.

Juzgad por vosotros mismos.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada tal vez también te gusten:


Se habla de él en tertulias televisivas, debates radiofónicos y cafés literarios.  Se cita en las asambleas de los acampados, en comunicados de corte revolucionario y en artículos periodísticos.  Su título, incluso, ha servido para dar un nombre a los manifestantes del 15M, que ahora son los “indignados”.  Nos referimos, claro está, al librito “¡Indignaos!” de Stéphane Hessel, y digo “librito” porque el cuerpo principal apenas alcanza las treinta páginas.

Su autor, nacido en Berlín pero criado en París, participó en la Segunda Guerra Mundial desde la resistencia francesa.  Posteriormente fue diplomático y llegó a tomar parte el equipo redactor de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.  Durante toda su vida ha luchado por varias causas, entre las que destaca el conflicto entre Israel y Palestina.  Después de tanto camino recorrido (Hessel cuenta con noventa y tres años) y tanto nadar en contra de los ríos de la injusticia mundial, no podía menos que lanzar un llamamiento a la movilización ciudadana.

Indignaos

La indiferencia es la peor de las actitudes

Hessel se hace varias preguntas… ¿Cómo es que la juventud actual se muestra indiferente ante las crecientes diferencias entre pobres y ricos?  ¿Por qué no se protesta ante un mundo controlado por el poder del dinero?  La ciudadanía en general y la juventud en particular debe INDIGNARSE contra todo lo que está ocurriendo a nivel global, ya que va en detrimento de la mayoría y en beneficio de un puñado de poderosos.  Por cierto, señala que los “poderosos” son los que se han “apoderado” de lo que es de todos.

La indignación no puede caminar por el sendero de la violencia.  La insurrección, aunque necesaria, debe ser pacífica.  Critica duramente a teóricos como Sartre, que defendían la violencia como único modo de detener los abusos y justificaban actos de terrorismo en pro de la libertad.  La violencia como medio para detener la violencia corre el riesgo de perpetuarla.  Alaba a King, Gandhi y Mandela.  La rebelión no debe contar con un brazo armado, ya que así se hace más fuerte.

Hessel cuenta que en su época era fácil indignarse.  El enemigo estaba claro: un invasor extranjero que imponía su voluntad.  Ahora es mucho más difícil, ¿Dirigimos nuestra indignación contra los políticos, los banqueros o los mercados?  ¿Nos levantamos en contra del Capital o del Neoliberalismo?  Cada uno debe buscar su motivo de indignación.  “Buscad y encontraréis”, arguye, y no le falta razón.  El mundo está lleno de injusticias a las que plantar cara.  La indiferencia es el peor de los caminos, sólo alimenta más injusticias.

Leed el libro.  Es muy cortito y sólo cuesta cinco euros.  La liberación de la mente nunca fue tan barata.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada tal vez también te gusten:


Tiempo de lectura: 7 min.

Una de las principales reivindicaciones del Movimiento 15M es la reforma de la ley orgánica del régimen electoral general.  Dicen que es tremendamente injusta y que está diseñada para favorecer el bipartidismo y “cargarse” a todos los demás partidos.  Por otra parte, esos otros partidos son minoritarios, no porque la gente les vote menos, sino porque tienen menor representación que los grandes.  Pero, ¿es realmente tan injusta la ley electoral española?  Veámoslo.

Desde 1985, año en que se promulgó dicha ley, el sistema de recuento de votos es el método de D`Hondt.  El sistema favorece un poco a las mayorías, pero la verdad es que no es ese el mayor de los problemas.  Para ahondar en la cuestión debemos irnos a los artículos 68 y 69 de la Constitución Española, donde se dice que los representantes serán elegidos tomando como unidad de recuento (circunscripción) la provincia.  Además, hay que alcanzar un mínimo del 3% de los votos en una provincia para obtener representación.  Esto consigue que, si  pocos votos están concentrados en pocas provincias, se consigue más representación que si muchos votos están repartidos por muchas provincias.

Papeletas de la últimas elecciones

Mmm... ¿Llegará mi opción al tan ansiado 3%?

Un poco lioso, ¿no? Vamos a poner unos ejemplos (pincha en los enlaces, luego en “congreso” y elige el año para ver las listas):

  • En las elecciones generales del 2000, IU obtuvo 1.263.043 votos y 8 diputados, mientras que CiU, con 970.421 votos, obtuvo 15 diputados.  Trescientos mil votos menos y casi el doble de diputados.  La razón es que los votantes del partido catalán estaban concentrados en Cataluña, y los de Izquierda Unida repartidos por toda España.
  • En las elecciones generales del 2008, UPyD (el partido de Rosa Díez) consiguió 306.079 votos y un solo diputado.  Por su parte  el PNV, con 306.128 votantes, sacó 6 representantes vascos en el congreso.  Las mismas muestras de apoyo y ¡seis veces más representación!
  • Ese mismo año, CiU (779.425 votos) sacó 10 diputados pero IU (969.946 votos) sólo obtuvo 2.  No está nada mal, con 200.000 votos menos sacas cinco veces más representación.  Algo falla.
  • En las elecciones generales de 1993, la Coalición Canaria obtuvo 4 representantes con 207.077 votantes, mientras que el ya extinto CDS, con 414.740 apoyos, ¡no consiguió ningún diputado! Claro, sus votos no estaban tan concentrados como los de los canarios, así es normal.

Y todo esto ocurre por la circunscripción provincial, que beneficia a los partidos grandes y perjudica enormemente a los minoritarios que, precisamente por el sistema de reparto de escaños, son cada vez más minoritarios.  La gente se da cuenta de que es difícil que estos partidos pequeños alcancen representación y decide no votarlos, dando su apoyo a uno u otro de los mayoritarios, pensando  que así aprovechan mejor su voto.

Por lo tanto, esta ley es aberrantemente injusta y debe ser modificada con carácter de urgencia.  Algunos propusieron recoger 500.000 firmas para llevar la propuesta al congreso, pero al tratarse de una ley orgánica sólo los grupos que ya están en el poder pueden proponerla, según la Constitución.  Evidentemente, los partidos mayoritarios la rechazarán ya que les perjudica enormemente.  Los diputados que corresponderían a los votos que no alcanzan el 3% en las provincias se reparten entre los que sí tienen representación y ahí es donde sacan la tajada extra los grandes.

Una injusticia difícil de salvar ya que los jueces son, a la vez, parte interesada.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada, tal vez también te gusten:


Tiempo de lectura: 7 min.

Reflexionemos pues.  Como ya sabemos, el movimiento ciudadano (no se bien como llamarlo, si DRY, NoLesVotes, #spanishrevolution..) clama por los siguientes principios:

  • El fin de los privilegios de políticos y banqueros, que son casi la misma cosa.
  • La salida de la crisis económica, promovida por los únicos que sacan beneficio.
  • Cambio en el poder, no votar a los tres partidos mayoritarios (PSOE, PP y CIU).
  • Medidas propuestas para el cambio.

Todo esto está muy bien, pero el movimiento ciudadano también recibe críticas.  Vamos a ver las más importantes:

  • Se piensa que hay alguien oculto detrás de la organización, esperando sacar rédito político.
  • Otros creen que no son más que “una panda de perroflautas antisistema”.
  • Las medidas que proponen no son las adecuadas, o son de extrema izquierda.
  • Se quejan de una crisis que ellos mismos han ayudado a que se produzca.
  • El movimiento se ha producido demasiado tarde.
Varios carteles

Carteles que llaman a diferentes manifestaciones en Algeciras

Por supuesto, cada uno arrima el ascua a su sardina.  No faltan los que quieren sacar algún beneficio del movimiento, sea éste orquestado o espontáneo.  En las manifestaciones y concentraciones se han visto banderas republicanas, chapas de algunos partidos y pegatinas electorales.  En muchos casos se les ha indicado que la finalidad de las manifestaciones no es hacer campaña.  Algunos lo han entendido (la mayoría) y otros no.

Este movimiento tenía que producirse en algún momento.  ¿Es tarde?  Puede que sí, pero hubiera sido peor que no se hubiese llevado nunca a cabo.  Tenía que saltar la chispa que prendiera la tela de la indignación y esa chispa fue la manifestación del 15 de Mayo.  A partir de ahí todo (se supone) es espontáneo, ya que la organización inicial no ha convocado ninguna concentración a partir de esa fecha.  ¿Por qué antes de las elecciones?  Evidentemente, es el momento en el que causa más efecto mediático, las huelgas de transportes se hacen en días de vacaciones y las  huelgas de comercios en días de mercado.

En estos momentos hay acampadas espontáneas en todas las ciudades importantes (y otras que no lo son tanto) de España, no sólo en Sol.  Twitter hierve con las hashtags #spanishrevolution, #acampadasol, #democraciarealya y otras.  Los periódicos y blogueros empiezan a posicionarse a favor o en contra del movimiento ciudadano.  Españoles expatriados se concentran en Londres, Munich, Estambul, Bruselas, incluso en países tan distantes como Japón.

¿Es lícito concentrarse en la jornada de reflexión?  Si es para hacer campaña, está claro que no.  Pero concentrarse para reflexionar o incitar a la reflexión es perfectamente válido.  Pensemos…

  • ¿Necesitamos realmente un cambio?
  • ¿Queremos que los de siempre sigan en el poder?
  • ¿Le damos a otros la oportunidad de explorar diferentes caminos?
  • ¿Estamos descontentos con la política actual?
  • ¿Hay que avanzar hacia una democracia más igualitaria?

Si la respuesta a la mayor parte de estas preguntas es SI, ya sabes lo que tienes que hacer.  VOTA.  No votes en blanco ni hagas pintadas en la papeleta.  No te quedes en casa.  VOTA.  Busca un partido que promueva alguna política que calme tus reivindicaciones, aunque no estés totalmente de acuerdo con todo lo que ese partido proponga, VOTA.  No permitas que los de siempre sigan en el poder.  VOTA.

En cambio, si eres feliz con el estado actual del mundo, VOTA.  Manifiéstate en contra del movimiento ciudadano.  Vota a los que mandan o a los que insultan a los que mandan.  VOTA.  Quédate en casa, vota en blanco, haz dibujitos en la papeleta o vota a los que siempre has votado.  VOTA.

Piensa por ti mismo, eres capaz de hacerlo.

Cuando di de comer al hambriento, me llamaron buena persona.  Cuando pregunté por qué pasaba hambre, me llamaron comunista.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada, tal vez también te gusten:


Tiempo de lectura: 6 min. Video: 2 min.

Una noticia me sorprendió hace pocos días en televisión.  Se trata dela oleada de robos que está ocurriendo en toda Europa gracias al método BUMPING.  Es realmente fácil, cualquiera puede aprenderlo en pocos minutos y no se necesita nada raro, ni ganzúas, ni aparatos electrónicos, ni hay que romper nada. Pero lo peor es que después del robo, al no existir violencia, las aseguradoras se niegan a responder.  Pero… ¿en qué consiste el BUMPING? Vamos a verlo con un vídeo:

Como veis, es sencillísimo.  La llave maestra debe encajar en la cerradura (ahí tienen  que ver las ranuras laterales), luego se le rebajan un poco las muescas, se le corta un trozo pequeño de la parte delantera y ¡lista!  Sólo queda introducirla en la cerradura objetivo y aplicar un golpecito seco.  La cerradura se abre sin problemas.  Bueno, eso es lo que dicen, yo no lo he probado…

Ahora es cuando empieza el dilema.  Al no existir violencia física, las aseguradoras se niegan a responder, ya que dicen que se trata de HURTO y no de ROBO.  Podrás entablar mil discusiones con la compañía de seguros, pero para llegar a alguna parte deberás seguir los siguientes pasos:

  1. Denunciar el robo ante la policía, ellos nos darán un escrito que se llama “diligencia”.
  2. Enviar una copia de la diligencia al seguro, alegando que te han robado y que solicitas el reintegro de lo robado.
  3. La compañía se negará a resarcir lo sustraído, alegando que e trata de hurto y no de robo, con lo que no está contemplado en la póliza.
  4. Ahora nosotros enviaremos una réplica, adjuntando una copia de los artículos 238 y 239 del código penal, que reproduzco a continuación:

Artículo 238. Son reos del delito de robo con fuerza en las cosas los que ejecuten el hecho cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes:

  • Escalamiento.
  • Rompimiento de pared, techo o suelo, o fractura de puerta o ventana.
  • Fractura de armarios, arcas u otra clase de muebles u objetos cerrados o sellados, o forzamiento de sus cerraduras o descubrimiento de sus claves para sustraer su contenido, sea en el lugar del robo o fuera del mismo.
  • Uso de llaves falsas.
  • Inutilización de sistemas específicos de alarma o guarda.

Artículo 239.  Se considerarán llaves falsas:

  • Las ganzúas u otros instrumentos análogos.
  • Las llaves legítimas perdidas por el propietario u obtenidas por un medio que constituya infracción penal.
  • Cualesquiera otras que no sean las destinadas por el propietario para abrir la cerradura violentada por el reo.

Por lo tanto, si nuestra puerta estaba CERRADA y alguien la ha abierto mediante el bumping,  como quiera que la llave del supuesto ladrón no es la tuya, habrá usado un método distinto del habitual para abrir la puerta, siendo reo del delito de ROBO.   En este caso, el seguro está obligado a resarcir lo sustraído, a razón de los objetos descritos en la diligencia, así que sed muy cuidadosos con lo que le contáis al policía de turno.

Yo envié la ley al seguro y me pagaron todo lo que me robaron.

La verdad nos hará libres.


Dicen que antiguamente, en un periodo de la historia muy anterior a lo que recuerdan los anales, habitaba en La Tierra una raza de seres inteligentes.  Estos seres (los llamaremos, simplemente, “los seres”) poseían la capacidad de comunicación aunque no eran capaces de hablar.  La transmisión de la información entre los individuos se llevaba a cabo mediante un lenguaje de signos muy rudimentario que sólo permitía compartir acciones y conceptos muy básicos.  Las ideas complejas (la envidia, lo abstracto, el razonamiento…) tras muchas dificultades podían ser comprendidas por los seres pero tenían que aprenderlas por si mismos o en pequeños grupos, ya que la propia naturaleza del lenguaje impedía que otros se las enseñaran.

Los conceptos elevados debían ser aprendidos por uno mismo

Los conceptos elevados debían ser aprendidos por uno mismo

Eventualmente una familia, al ver como un lobo  una y otra vez robaba las ovejas que con tanto esfuerzo habían criado, comprendió el concepto de apropiarse del trabajo y de los bienes ajenos.  Como el lobo, decidieron que había llegado la hora de que otros trabajaran para ellos.  Primero, engañaron a sus vecinos para que se ocuparan de los rebaños de las dos familias.  Los vecinos no comprendían muy bien lo que estaba pasando, pero acabaron criando dos rebaños en lugar de uno.  Cuando llegaba el momento de ordeñar y esquilar, era la primera familia la que e ocupaba de hacerlo y sólo repartía con los vecinos una pequeña parte de la leche y la lana.

El padre de la familia “despierta” no tardó en darse cuenta de que con muy poco trabajo habían conseguido un beneficio muy superior al de años anteriores, así que decidieron extender su dominio a otros vecinos.  En pocos años habían conseguido subyugar a todo el valle, y aunque las demás familias continuamente pensaba que “algo raro” estaba ocurriendo, no alcanzaban a darse cuenta del todo porque no conocían el concepto de “esclavitud“.  Pero era inevitable que, a fuerza de sufrirlo, acabaran comprendiéndolo, y un día uno de los primeros vecinos se dio cuenta de la realidad y se rebeló contra la familia dominante.  Como el resto de esclavos no comprendía del todo la situación, al principio no le siguieron.

El padre de la “nobleza” decidió no arriesgarse, así que mediante la fuerza disfrazó al rebelde de oveja y lo ató a un poste junto al resto del rebaño, pero FUERA del redil.  Esa misma noche los lobos se lo comieron.  De un plumazo, los líderes alcanzaron dos objetivos:

  1. Atajaron la incipiente rebelión.
  2. Echaron la culpa a otros.

La maniobra fue magistral.

Los años pasaron y la familia dominante era cada vez más rica.  Ya no recogía los frutos de los rebaños de otros, sino que ahora todos los rebaños les pertenecían y los demás trabajaban para ellos a cambio de lo justo para mantenerse.  No tenían tiempo para dedicarse a pensar, no tenían fuerzas ni ganas para organizarse, no les quedaban ánimos para darse cuenta de lo que realmente ocurría.  Si alguna vez una mente lúcida daba muestras de descontento los líderes mataban un par de corderos y organizaban una fiesta para todos.  Distraían la atención hacia otro lado.  Los esclavos, hartos de trabajar, acogían la celebración pensando que era un regalo de los nobles.  Incluso algunos llegaron a pensar que la familia dominante era una bendición, ya que les proporcionaba trabajo, alimento y diversión… ¿Qué más se podía pedir?

Mientras tanto, los líderes dedicaban su tiempo a desarrollar conceptos complejos.  Lo primero que descubrieron fue la esclavitud (era obvio), luego la avaricia, el yo por encima de todo, la maximización de beneficios, el recorte de derechos… también descubrieron la libertad, pero guardaron ese concepto en un arcón y lo enterraron en el monte, para que nadie nunca lo descubriera.  Todos los conocimientos los utilizaban en su favor.  Los súbditos llegaron a ser totalmente dependientes de sus amos:

  • Debían trabajar mucho a cambio de pocos réditos.
  • Debían agradecer a la nobleza las fiestas que organizaban.
  • Debían cuidar a la nobleza para mantener el status quo.
  • No debían pensar, pues era probable que acabaran siendo pasto de los lobos.
  • Debían acudir a la nobleza para todo lo que necesitaran: vestido, cobijo, incluso para algunos conceptos elevados, como la justicia y la seguridad.

Hasta que un día, un joven que buscaba raíces en el monte para conseguir un poco de alimento extra se encontró con un arcón enterrado.  Sorprendido, lo abrió, y al instante, una paloma que surgió de su interior emprendió el vuelo…

La verdad os hará libres.


Navegando por los mares cibernéticos me he topado con este video de un señor que dice su verdad.  Pero resulta que “su” verdad tiene bastante consistencia y es muy posible que esté bastante cerca de “la” verdad.  Habla sobre la forma en que los medios de comunicación dicen lo que les dicen que deben decir, que trabajan para los poderes fácticos y cuya única misión no es informar, sino ganar dinero.  Como todos…

Y este señor no es un cualquiera, os dejo su currículum (visto aquí):

Felipe López-Aranguren (Madrid 1951). Sociólogo. Desde 2003 a 2007 ha formado parte del Consell Asesor de RTVE en Cataluña. Director de la empresa ARCS S.L., cuyo objetivo es el estudio, producción, gestión y promoción de todo tipo de actividades, bienes y servicios culturales. Miembro de la Associació Catalana per la Pau y colaborador del Centro de Investigación para la Paz, de Madrid, galardonado con el Premio Nacional de Derechos Humanos. Profesor en diversas universidades de verano, colabora en revistas y diarios e imparte conferencias sobre sociología, cultura, paz y desarrollo, política y literatura. Ha publicado libros de variada índole, entre los que destacamos sus obras de poesía Escombros y laberintos (Argés, 1997); El viajero y su tierra (1999); La nave del olvido (Actas, 1998), y La esfinge (2001). Figura en la antología alemana  Hell Verwundete des Miltelmeers. Sus obras han sido traducidas también al inglés, francés y ruso.

Sin desperdicio.

La verdad nos hará libres.


Hace unos días recibí la nómina en un sobre cerrado y la guardé en el bolsillo de la camisa.  Este hecho en si no tendría nada de particular excepto por dos razones de peso: tengo la suerte de contar con un empleo estable y por primera vez, me fijé en unos numeritos pequeñitos que aparecen en la parte de “deducciones”.  Centrándonos en la segunda de las razones (la primera daría para escribir todo un blog), al salir del trabajo y subir al coche recordé el sobre cerrado y lo abrí.  Al darme cuenta de la existencia de esos números “deductivos” mi formación técnica me llevó invariablemente a sumarlos.  Mal.  Muy mal.  La suma de todas las “deducciones” de mi salario sobrepasaba en algunas décimas el 33% del mismo.

Bala conmigo... beeeeee!

Tú y yo estamos juntos en el redil

Me llevé las manos a la cabeza de forma instintiva, dejando caer el papel impreso al frío y húmedo suelo, pues me encontraba en el aparcamiento.  La mayor parte se correspondía con el impuesto sobre la renta, ese dinero que hay que entregar a cuenta simplemente porque has recibido un pago por tu trabajo.  Otra parte se lo llevaban las cotizaciones a la seguridad social.  Y otra un plan de pensiones “de empresa”, pero que es obligatorio.  Total, que la mayor parte se la llevaba papá estado con sus impuestos.

Instintivamente, mientras conducía a casa, repasé los gastos más importantes a los que debía hacer frente en este mes.  Por descontado el segundo gasto más importante (después de los impuestos) se trataba de la hipoteca.  Otro 30%.  Mal no, peor.  Para disfrutar de un derecho fundamental recogido en la constitución tengo que renunciar a un tercio de mi salario.  Pero aún hay más, pues las facturas (agua, luz, teléfono, comunidad) se llevaban un 15% adicional.  Y estamos hablando de servicios de los que no se puede prescindir, obligatoriamente debo contar con esos servicios para llevar una vida digna.

Recapitulemos:

  • 4 meses al año trabajo para el estado, el equivalente a un 33% del salario.
  • Otros 4 meses trabajo para el banco, el 30% que se lleva la hipoteca.
  • Otro mes trabajo para mantener mi propia dignidad.  Tiene guasa que haya que trabajar para eso.

La cosa es realmente fuerte.  Sólo 3 meses al año trabajo para mi.  TRES MESES, de un total de DOCE.  Soy un esclavo, un borrego, un animal de granja.  Estoy dentro (muy dentro) del redil y no puedo escapar de él.  Con mi sangre mantengo el sistema.  Me gustaría decir que contribuyo a construir carreteras, a mantener los hospitales, las escuelas, los museos… pero esto es cierto sólo en parte, ya que una buena tajada de los impuestos son para pagar deudas que el estado tiene con los bancos.  Así que en realidad trabajo para el banco.  El capital es el que me puso el yugo y tiene la llave de mis cadenas.

Espero que tú seas diferente, aunque mucho me temo que estás junto a mí en el centro del redil.

Bala conmigo, borrego… beeeeeeeee!

La verdad nos hará libres.


Tiempo de lectura: 9 min.

A estas alturas de la película, muchos ya sabéis que el dinero que existe en circulación tiene valor simplemente porque el Estado dice que lo tiene.  Ya no está basado en las reservas de oro ni de otros bienes del país, sino que se fundamenta en la deuda que el gobierno mantiene con los bancos.  En resumen: el dinero tiene valor porque el Estado dice que tenemos que aceptarlo en nuestras transacciones comerciales.  Por lo tanto, no es de extrañar que una moneda de cambio que carece de valor real fluctúe como realmente lo hace, cambie de valor cada dos por tres o tenga aquí un valor diferente del que tiene en el país de al lado.

Eliminemos el dinero

Poco a poco irá desapareciendo el dinero convencional

Entre todo el maremágnum de idas y venidas económicas, tanta estafa bancaria a nivel mundial y tanta crisis “de diseño”, surge una idea que dará un verdadero y tangible valor al dinero: EL BANCO DE BIENES.  Ya que el dinero ha perdido todo valor y credibilidad, esta idea surge como alternativa (más bien como un paso) hacia una sociedad que no esté basada en el valor de una enorme mentira.

El Banco de Bienes es un gran almacén que al principio estará vacío, careciendo de todo valor.  Una persona llegará al almacén y depositará allí un bien, entendiendo por “bien” algún objeto que posea cierto valor.  Veámoslo con un ejemplo: Zutano necesita alimentar a su familia pero no está dispuesto a pedir un préstamo porque ha perdido toda la confianza que tenía en los bancos tradicionales, así que acude al Banco de Bienes.  Consigo trae una bicicleta.  En el Banco de Bienes hay un tasador, que en base a unas reglas justas decide que la bicicleta de Zutano tiene un valor de 100 DAL (Dinero ALternativo).  Así que Zutano deja allí la bicicleta y se lleva en la cartera 100 DAL.  Estos DAL pueden ser billetes, cheques, monedas o apuntes en un libro, como queramos, pero estarán basados en el valor del bien depositado por Zutano.  Éste puede ahora, con su Dinero ALternativo, retirar cualquier objeto del almacén siempre que entregue a cambio un valor en DAL equivalente al valor del bien.

¿Qué pasará después?

En una primera instancia, Zutano no tendrá nada que llevarse salvo la propia bicicleta que depositó él mismo.  Pero a los pocos días el almacén irá llenándose de objetos.  Un agricultor podrá depositar allí el excedente de su producción en lugar de arrojarlo al río y recibir por él una cantidad de DAL.  Alguien que adquiera un televisor nuevo puede entregar al antiguo al Banco de Bienes (siempre que funcione) y recibir algunos DAL… y así sucesivamente.  Zutanito podrá por fin canjear sus DAL por algún alimento y sacarle así provecho a la bicicleta que tenía en el trastero y que ya no usaba.

Al cabo de un tiempo el almacén estará lleno y será necesario abrir una sucursal en otra ciudad, extendiendo así el ámbito de influencia del Dinero ALternativo.  Poco a poco algunos comercios que emplean el dinero tradicional empezarán a aceptar también los DAL como medio de pago, ya que saben que podrán canjearlos en el almacén (o en otros comercios) por bienes y servicios.  Y será un dinero que  nunca pierda valor, salvo la degradación natural de los bienes almacenados, porque siempre estará basado en objetos tangibles y no en la ilusión de la deuda como el dinero tradicional.  Ninguna entidad privada decidirá sobre el valor de los DAL (como ahora ocurre con el FMI o la Reserva Federal de EE.UU.), ya que el Banco de Bienes es una organización sin ánimo de lucro.

Eventualmente, algunos trabajadores comenzarán a recibir parte o la totalidad de su salario en DAL.  Cuanto mayor sea su difusión y su uso, mayor número de objetos podrán ser adquiridos con los DAL y mayor será su valor.  El primer día, los 100 DAL de Zutano valían poco porque sólo se podía adquirir una bicicleta, pero si disponemos de un almacén lleno de objetos y de múltiples comercios en los que podemos pagar con Dinero Alternativo, el valor de éste aumenta considerablemente.

¿Hay alguna base o antecedente para todo esto?

En Banco de Bienes se presenta como alternativa al dinero real.  La idea puede parecer descabellada, pero ya se han llevado a buen término iniciativas similares: algunas empresas pagan a sus empleados en especie, que es una forma de emplear un bien en lugar de dinero convencional.  Tabacalera pagaba parte del salario en vales que eran canjeables por objetos en ciertas tiendas (a decir verdad, bastantes).  Algunas eléctricas pagan una parte del sueldo de sus empleados con fluido eléctrico, otras empresas entregan vales de comida que pueden ser utilizados en muchos restaurantes… y estas iniciativas siempre han sido bien vistas por parte de los empleados.  Un vale de comida siempre valdrá por una comida, aunque el euro cambie de valor, al igual que un paquete de tabaco seguirá sirviendo para lo mismo (aunque no sea muy saludable) por muy alto que esté el euribor.

La idea del Banco de Bienes lleva ya un tiempo gestándose en diversos foros.  Un dinero que no pierde valor y que no está gestionado por los bancos ni el estado, libre de élites manipuladores… un sueño hecho realidad.

La verdad nos hará libres.


Tiempo de lectura: 7 min.

En la noche de los tiempos, los hombres vivían en unión con la naturaleza.  Cazaban y recolectaban, desconocían la ciencia, sus vidas eran cortas y duras.  Pero eran libres, recogían el fruto de su propio trabajo y no dependían de nada ni nadie más que de ellos mismos.  Eventualmente, aprendieron la ganadería y la agricultura, aunque nunca dejaron de lado sus antiguas costumbres de la caza y la recolección.  En una ocasión, la mayor parte de los hombres de una tribu salieron en una partida de caza mientras que un pequeño grupo quedó al cuidado del rebaño de ovejas que recién habían aprendido a criar.

 

Se armaron con palos y con piedras, adueñándose del rebaño

Se armaron con palos y con piedras, adueñándose del rebaño

Los cuidadores del rebaño fueron escogidos entre los demás a causa de sus escasas cualidades para la caza (en realidad, para cualquier otra actividad física).  Vigilar las ovejas no representaba realmente un gran trabajo, así que tenían mucho tiempo libre para pensar.  Lo primero que se les ocurrió fue que el trabajo que les había tocado representaba un gran chollo, pero el chollo se acabaría en cuanto regresara la partida de caza.  Así que idearon una forma de prolongar esa situación de manera indefinida: se armaron con palos y con piedras, adueñándose del rebaño.  Se hicieron dueños de los medios de producción.

Cuando a los pocos días la partida de caza regresó portando las piezas, se encontró con que aquellos a quienes habían dejado a cargo del rebaño (los menos capaces de valerse por sí mismos) habían cambiado las reglas del juego.  Ahora ese pequeño grupo exigía una serie de condiciones al resto de la tribu:

  1. Para acceder a la leche, la lana y el estiércol del rebaño (comida, vestido y combustible) los demás debían proporcionarles toda la comida que ellos precisaban, tejerles vestidos y construir casas para ellos.
  2. La caza quedó prohibida, so pena de ser privados de los productos del rebaño.  Así obligaron a la tribu a depender exclusivamente del rebaño para su supervivencia.
  3. Los hombres de la tribu estaban obligados a cuidar de las ovejas, aunque ya no eran de su propiedad.  En caso contrario se exponían a ser apedreados por la pequeña élite armada.

Al principio, la tribu pensó en rebelarse pero los que portaban los palos mataron a uno de ellos y atajaron la rebelión antes de que ésta llegara a producirse.  Así que los demás comenzaron a seguir las normas que les habían impuesto, más por miedo que por otra cosa.  Con el tiempo, ese modo de vida se convirtió en costumbre y con el paso de las generaciones, los hijos de los hijos olvidaron que una vez el rebaño había pertenecido a TODA la tribu, no solamente a unos pocos.

Aún hoy, los medios de producción están en manos de unos pocos.  La gran masa se ve obligada a trabajar para tener acceso a los productos que les ofrece la élite, ya que prácticamente no existe otro modo de ganarse la vida.  La élite no trabaja, simplemente es dueña del rebaño porque lo heredó de sus antepasados.  Y todos los demás trabajamos para ellos, mantenemos y alimentamos su rebaño a cambio de las migajas del fruto de nuestro trabajo.

REBELIÓN YA !!!!!

La verdad nos hará libres.


Tiempo de lectura: 5 min.

Desde su aparición, ha sido todo un fenómeno mediático.  Toda la familia, desde la abuela hasta el perro, siguen las andanzas de los concursantes de este programa.  Al principio lo tildaban de experimento social, pero pronto quedó claro que no era más que un producto más que exponer ante los ojos de los televidentes, ávidos de nuevas emociones.  Luego pasó por reality, aunque en breve todos nos dimos cuenta de que era, en el mejor de los casos, una sucesión de situaciones forzadas.  Entonces… ¿Por qué triunfa gran hermano?

 

Gran Hermano: ese gran desconocido

Gran Hermano: ese gran desconocido

 

La respuesta es bien sencilla: permite distraerse durante horas con los problemas de otra persona, sin tener que pensar en nada en absoluto.  Gracias a gran hermano podemos caer en el más bajo de los cotilleos, la intromisión total ya no sólo en la vida de una persona, sino en la de todo un colectivo.  Nos permite ahondar hasta el fondo, inmiscuirnos en lo más privado, ver a gente lavándose los dientes, durmiendo o comiendo.

Tragarse las penurias del vecino puede llegar a tener cierto interés.  Al fin y al cabo se trata de hechos reales que podrían ocurrirnos también a nosotros.  Sin embargo, en este reality lo que se nos ofrece son situaciones creadas de manera artificial, personajes conflictivos metidos en un saco a los que se echa a pelear entre ellos.  Y de cuando en cuando se ve más de lo que marcan los límites de la decencia.  ¿Qué más se puede pedir?  Pues, por lo menos, que sea real, que no nos vendan un teatro como si fuera una parte de la vida misma.

Gran hermano nos ha dejado también disfrutar de otras ventajas.  Gracias al éxito de ese programa ya no tenemos que soportar la ristra de peñazos informativos que ofrecía la CNN.  También es una fuente inagotable de portadas para Interviú y revistas similares.  Eso sin contar que es la cantera de la nueva legión de colaboradores televisivos a los que la única formación que se les exige es la de haberse examinado en el Alua Magna de Guadalix.

Pero lo más importante es que gran hermano nos ofrece un referente, un modelo a seguir, un estilo de vida que se nos presenta como el culmen del éxito.  Así, nuestros jóvenes aprenden que la mejor manera de ganarse la vida es no dar un palo al agua (por supuesto), vender la propia intimidad (y de paso, la de tus amigos y familiares) y posar semidesnudo/a para alguna revista como la anteriormente mencionada.  Buen ejemplo, sí señor.  Ahí está la explicación a los mayores problemas de la sociedad actual: para triunfar hay que ser como ellos, ir de chulos por la vida, trabajar poco y criticar al compañero.

Así nos va.

La verdad nos hará libres.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 108 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: