Tag Archive: nutrición


La verdad sobre Ana y Mía


No, no son mis primas de Cuenca, aunque por sus nombres podrían serlo perfectamente.  Estas dos “princesitas” se han colado en la red por la puerta grande, cientos de páginas y bloggers se proclaman sus fervientes seguidores y promueven la adopción de su modo de vida como la panacea para alcanzar el reconocimiento social que tantos adolescentes anhelan.

¿Merece la pena tanto sufrimiento?

¿Merece la pena tanto sufrimiento?

Precisamente fue en una cena (nótese la casual e inapropiada ironía) donde descubrí la existencia de este tipo de páginas.  Las pro-Anas y pro-Mías se declaran defensoras (y defensores) de trastornos alimenticios tan peligrosos como la anorexia o la bulimia.  Parece increíble que existan blogs como este, donde una chica cuenta sin ningún tipo de tapujos como se auto-lesiona cada vez que comete el “pecado” de comer y lo feliz que se siente porque su hermana está más gorda que ella.  Aún más fuerte es el caso de esta chica venezolana, dice haber sufrido cálculos en la vesícula biliar a causa de los trastornos alimentarios, fuertes taquicardias, desmayos, mareos, y aún así dice que “eso le da iwal”, ya que lo que realmente le importa es llegar a ser una delgada “princesita”.  Relata que estuvo a punto de superarlo hasta que un conocido le llamó gorda y le hizo volver a las andadas.

Es, no ya insultante, sino inmoral que se permita la existencia de este tipo de páginas mientras que por otra parte se suprimen videos de youtube simplemente porque violan derechos de autor.  Desgraciadamente, también existen páginas  muy visitadas donde se explica con todo lujo de detalles cómo fabricar diferentes tipos de bombas (incluso bazokas) o cómo abrir cerraduras, mientras que a los que denuncian actos delictivos se les priva de su libertad o se les censura.  Por suerte, la oficina del defensor del menor de la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha una iniciativa en contra de los pro-Anas.  Un poco de cordura entre tanta necedad.

Internet no es más que un fiel reflejo de lo que ocurre en el mundo real.  Las conductas autodestructivas se premian y los que luchan por el bien común son castigados.  Siempre ha sido así y la cosa no tiene pinta de cambiar ni a corto ni a medio plazo.  Entradas de blog que defienden la anorexia cuentan con miles de comentarios de apoyo .  Artículos que abogan por el fin de las hostilidades en Libia apenas son visitados y mucho menos, comentados.  ¿A dónde vamos a llegar?  Es evidente el “buen trabajo” que ha hecho la televisión.  Nos muestra las pautas para la felicidad (por ejemplo, ser delgados) y nos expone las guerras como algo lejano y que solo sufren otros.  Nos blanquea el cerebro con lejía de la mala.

Solo queda hacernos una pregunta.  Todo esto… ¿A quién beneficia?

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada, tal vez también te gusten:

la verdad sobre el chocolateLa verdad sobre la coca cola zeroLa verdad sobre la comida basura


Están a la última.  ¿A quién no le gusta un café aromático, recién hecho, instantáneo y muy muy caliente?  Y la cosa mejora bastante si el café se toma en casa, sin moverse del sofá, pero con el sabor y el aroma del café de los bares.  No es de extrañar entonces la gran aceptación que están teniendo las cafeteras domésticas monodosis.  Se compra uno una cafetera de esas, unas cajitas con cápsulas, las enchufa, pulsa un botón y ¡listo!

Pero… ¿Cuánto nos está costando tomarnos ese delicioso, humeante y espumoso café?  Vamos a hacer un análisis, teniendo en cuenta todos los costes involucrados.  Tendremos en cuenta el precio de la cafetera monodosis frente a una cafetera express convencional, la vida útil de las cafeteras (unas cinco mil tazas), el precio de la dosis, de la leche y del azúcar.  Los precios están expresados en céntimos de euro, para mayor comodidad:

 

Comparativa cafeteras monodosis vs convencionales

Comparativa entre las cafeteras monodosis y las convencionales

¿Cuáles son las conclusiones?  Bien sencillas:

  • El coste de una taza de café preparado con una cafetera monodosis es un 130% superior que uno preparado con una cafetera convencional.
  • El café que tomas en tu casa sabe exactamente igual que el que tomas en casa del vecino, o el que toma TODO EL MUNDO en TODAS PARTES.  Un signo más de globalización, se pierde la originalidad, cada vez somos más borregos.
  • Estás pagando más del doble de lo que el café realmente vale, además de contribuir a la degradación del medio ambiente a través de los plásticos de las cápsulas.
  • Probablemente estas cafeteras quedarán obsoletas antes de diez años (con suerte).

La decisión es tuya.  Si compras estas cafeteras por el sabor del café, adelante, pero te puede salir bien caro.

La verdad nos hará libres.


Al finalizar el año hacemos cuentas de todo lo sucedido desde el 1 de Enero, tratamos de cuadrar el balance de lo pasado, de los buenos momentos y de los ratos amargos, las acciones que han beneficiado a otros y las veces que hemos hecho la puñeta.  Y descubrimos que no todo lo que ha pasado nos gusta, querríamos cambiar algunas cosas pero en este universo eso es imposible, lo hecho, hecho está.  Así que nos proponemos cambiar algo de nosotros, limar asperezas, quitar algo de cáscara y quedarnos con la esencia, la pulpa, el jugo.  Y como bien decía Sun Tzu, hay que marcarse unos objetivos alcanzables y realizables a medio plazo.  Los objetivos aún están por definir, pero el plazo es bien conocido: el año que viene.

 

New year's resolutions. Propósitos de año nuevo.

 

¿Cuáles son los propósitos de año nuevo más perseguidos?  Vamos a ver unos cuantos…

1. Dejar de fumar. Siempre es difícil cambiar los hábitos y más cuando se trata de algo físico o químico, de una dependencia como ésta.  El servicio de salud pública ofrece un novedoso programa que está obteniendo buenos resultados y también tenemos la opción de las terapias de hipnosis, que he podido comprobar que son muy efectivas.

2. Adelgazar. Lo que todos queremos.  Comer menos grasas, más verduras, menos carne, más fruta…  Evitar las cenas pantagruélicas, tomar menos alcohol y un sinfín de tantas cosas que jamás terminaría de enumerarlas.  De momento os puedo recomendar la dieta Dukan, que he comprobado que es efectiva.  También os puede ayudar leer este artículo, o este otro.

3. Terminar los estudios. Retomar aquellos estudios que dejamos a la mitad siempre es una buena idea.  Nunca sabemos cuando podrá hacernos falta contar con el título, además de que, aunque no lo creáis, algo se aprenderá en el proceso.

4. Hacer ejercicio. Sin duda es uno de los propósitos más comunes.  En Enero, las colas para matricularse en los gimnasios y piscinas son interminables.  Lo malo es que la mayor parte de la gente abandona mucho antes del verano, ni siquiera la operación bikini les motiva a continuar.  Lo mejor es plantarse una meta alcanzable, como hacer ejercicio un día en semana, pero que sepamos que podamos cumplir.

5. Mejorar en el trabajo. Para ello puede ayudarnos también el propósito nº3 (terminar los estudios).  Obtener un nuevo puesto de mayor categoría, aumentar en salario o reducir las horas de trabajo, todos ellos son similares y nos llevan a una mayor calidad de vida y al reconocimiento social.  Aunque también podemos buscar el reconocimiento social por otros medios diferentes del trabajo.

6. Dedicar más tiempo a la familia. Muchas veces la pareja o los hijos demandan tiempo, un tiempo que nos decimos a nosotros mismos que no tenemos simplemente por no hacer el esfuerzo de buscarlo.  Tal vez si viéramos menos la televisión, trabajáramos menos o, simplemente, dejáramos de perder el tiempo en tonterías, tendríamos más posibilidades de dedicárselo a quienes más queremos.  También puede extenderse a los amigos, que también hay que cuidarlos.

7. Otros. Colaborar con alguna causa justa, ver menos la televisión, leer más, escuchar a los demás, tratar mejor a tal o cual persona, meditar a diario, viajar… todos van encaminados a una vida mejor para nosotros y los que nos rodean.

En cierta ocasión alguien me dijo que se había propuesto “ser malo” para el año siguiente, ya que en este mundo siempre triunfa el mal, ascienden al esquirol, el dinero es de los que carecen de escrúpulos y la vida parece sonreir a los que no paran de dar la lata.  Amigo, ¡Qué equivocado estabas! Espero que hayas reflexionado y que tus propósitos para el 2011 sean positivos.

De momento el mío es seguir escribiendo verdades… ¿Cuáles son los tuyos?

La verdad nos hará libres.


Dulce, sabroso, irresistible… en onzas, obleas, tabletas, bombones… un sinfín de formas, tamaños y variedades para que puedas deleitarte con su exquisito sabor.  Ya lo dijeron los Reyes Católicos cuando Colón trajo el cacao de las Américas:  “no he probado nada tan bueno en mi vida”.  Y eso que eran reyes.  Ahora el chocolate está al alcance de todo el mundo, por todas partes se pueden adquirir chocolatinas para deleitarnos con su inconfundible sabor.

chocolate

¿Alguna vez habéis visto el árbol del cacao?  El árbol, como tal, no tiene nada de especial, salvo que sólo crece en una estrecha franja alrededor del ecuador terrestre, por sus condiciones ambientales.  Antes se cultivaba en América y ahora la mayor parte de la cosecha mundial procede de África.  Las plantaciones de cacao más importantes se encuentran en Ghana y en Costa de Marfil, dos de los países más pobres del mundo pero que, gracias al chocolate, están consiguiendo cierta mejoría.  Aunque claro, las mafias también ponen de su parte para levantar el país.  Hombres armados cruzan la frontera con el país vecino (Burkina Faso) y secuestran cada año a miles de niños que son separados de sus madres y llevados a trabajar en las plantaciones de cacao.

A estos niños se les entrega un machete y se les obliga a recolectar las vainas de cacao durante interminables jornadas de doce horas,  o se les insta a que fumiguen las plantaciones sin ningún tipo de protección.  ¿Dejarías que tu hijo jugara con pesticidas?  ¿Permitirías que llevara un machete?  Posteriormente tiene que abrir las vainas, extraer las semillas de cacao y ponerlas a secar al sol, para luego llenar grandes sacos que son vendidos a los exportadores.  A pesar de que el precio que se paga por las semillas no es bajo, de ese dinero los niños no ven nada en absoluto.

Son los esclavos del siglo XXI, en el sentido más estricto de la palabra.  Apartados de la escuela, separados de sus familias, obligados a trabajar durante horas en condiciones que nadie querría para si, con herramientas peligrosas, productos tóxicos… ¿se puede pedir más?  A veces estos niños son explotados por sus propios familiares, lo cual es más deplorable si cabe.  Las multinacionales chocolateras lo saben y durante años nadie dijo nada hasta que en 2001 se vieron forzadas a firmar un acuerdo a favor del comercio justo, pero a día de hoy el acuerdo sigue sin cumplirse en su totalidad.

Por suerte, el periodista holandés Tony van der Keuken lo denunció en un interesantísimo reportaje en el que se hacía pasar por comerciante de cacao para visitar las plantaciones y grabar las condiciones de esclavitud en las que trabajan los niños que, para más “inri”, nunca se habían comido una chocolatina.  Os dejo el enlace a la presentación del reportaje que, aunque en inglés, es bastante esclarecedor.

La verdad nos hará libres.

La verdad sobre la Coca-Cola Zero


Coca cola zero

Ya hace unos años que circula un rumor en la red sobre la toxicidad de la Coca-Cola Zero debido a sus aditivos edulcorantes.  Después de leer la composición, descubrimos que la susodicha bebida contiene tres edulcorantes, aunque a juzgar por sus nombres (E-950 Acesulfame, E-951 Aspartame y E-952 Cyclamate) parecen modelos de naves espaciales (como el Z-95 “headhunter”).  Aunque la información disponible es ingente, intentaremos sintetizarla en lo que nos atañe, sus posibles efectos perjudiciales:

  • E-950: Acesulfamo-K. Se excreta sin cambios químicos, no reacciona en el organismo.  Algunos organismos ponen en duda las pruebas que se hicieron para demostrar su inocuidad y desaconsejan su consumo.  Está permitida su utilización en alimentación en todo el mundo.
  • E-951: Aspartamo. Al ingerirlo, el organismo lo descompone en fenilalanina, ácido aspártico y metanol.  Las personas que sufran de fenilcetonuria (enfermedad congénita rara) no pueden degradar la fenilalanina, por lo que dosis muy elevadas podría provocarles retraso mental.  Sin embargo si no sufrimos esa enfermedad, no hay de que preocuparse.  El metanol es un alcohol, que como sabemos es perjudicial para la salud en dosis altas.  Sin embargo, la cantidad ingerida con el uso del aspartamo en su uso normal es incluso inferior al que contienen los zumos de frutas.  Con el ácido aspártico no hay ningún problema, pues es un componente habitual de muchos alimentos.  Se recomienda limitar la ingesta de aspartamo a un máximo de 40mg por cada kg de peso corporal.
  • E-952: Ciclamato. Aquí sí que existen riesgos, aunque los datos dan lugar a controversia en el mejor de los casos.  Los efectos cancerígenos que se le atribuyen no se deben al ciclamato en sí, sino a un subproducto de él sintetizado por la flora intestinal.  Por lo tanto, dependerá de cada individuo el grado de transformación de este compuesto, variando su toxicidad.  Existen informes que prueban su toxicidad en dosis altísimas (recordemos que todo en exceso es malo) y otros que muestran que es inofensivo en niveles normales.  En caso de existir este mínimo riesgo, sería mayor en mujeres embarazadas y niños pequeños.

A raíz de toda esta información, veamos también la permisividad del uso de estas sustancias según varias organizaciones de reconocido prestigio en temas de salud:

edulcorantes

Siglas:
F.A.D.: (USA) Food and drug administration.
F.A.O.: (ONU) Federación para la agricultura y alimentación.
O.M.S.: Organización mundial de la salud.

Ni que decir tiene, The Coca-Cola Company ha manifestado que no hay ningún problema en la Coca-Cola Zero, de hecho, estos edulcorantes también están presentes en la versión Light de toda la vida y en muchos otros productos dietéticos.  Sin embargo… ¿por qué esa obsesión por la Zero?  Mucha gente ha realizado informes similares a éste, y no todos concluyen en la inocuidad del producto.  Yo me limito a presentaros los datos y que cada cual haga su elección, el conocimiento de la verdad os ayudará en vuestras decisiones.  Yo, por mi parte, seguiré tomando la Zero, ¡por lo menos hasta que recupere mi peso ideal!

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada tal vez también te gusten:

La verdad sobre Ana y MíaLa verdad sobre la comida basurala verdad sobre el chocolate

La verdad sobre la comida basura


Llevo un tiempo interesado en temas de nutrición y dietética, más bien por obligación que por otra cosa.  La vida sedentaria y cómoda me ha generado una notable “curva de la felicidad”, así que cuando miro un filete no veo más que proteínas, vetas de grasa y cifras oscilantes de calorías.  Así que voy a compartir con vosotros algunos de los cálculos que hice en mis noches de insomnio y hambruna:

¿Engorda mucho la comida basura?

hamburguesa

Err… pues depende de cuánta comas.  Ahora que están de moda los restaurantes de hamburguesas americanas, McDonalds parece un buen ejemplo.  Una inocente cena en uno de esos lugares puede tener consecuencias desastrosas, y eso que sólo me voy a centrar en las calorías y no en el tipo de nutrientes:

Cena:

  • Big mac de oferta: 492 Kcal.
  • Patatas fritas medianitas: 253 Kcal
  • Lata de Coca-cola: 139 Kcal
  • Helado con trocitos: 200 Kcal

Total: 1084 Kcal del dolor…

Si tenemos en cuenta que un hombre adulto necesita alrededor de 2200 Kcal al día, nos encontramos que sólo con dos menús de estos podemos llegar a subsistir, energéticamente hablando.  Pero el desayuno lo hicimos en el bar de Paco y en el almuerzo hemos comido en casa, así que otra vez a sumar…

Desayuno:

  • Café con leche: 89 Kcal
  • Tostada con manteca “made in Paco”: 360 Kcal

Media mañana:

  • Otro café con leche: 89 Kcal

Almuerzo:

  • Ensalada mixta a compartir: 96 Kcal
  • Unas aceitunitas: 135 Kcal
  • Filete de atún de la plaza: 200 Kcal
  • Patatas fritas doraditas: 253 Kcal
  • Dos tintos de verano: 125 Kcal
  • Manzana (no había flan): 110 Kcal

Merienda:

  • El tercer café: 89 Kcal
  • Un dulce que trajo tu tía: 141 Kcal

Si a todo esto le sumamos la hamburguesa tenemos un total de 2771 Kcal.  Ya nos estamos pasando en 571 Kcal.  ¿Crees que es mucho?  Vamos a ver qué tenemos que hacer para quemar esas calorías de más…

Podemos estudiar durante cinco horas, ya que así quemamos 120 Kcal por hora, caminar durante dos horas, correr durante una hora o bailar durante una hora y media.  También podemos jugar un partido de fútbol, subir escaleras a buen ritmo durante tres cuartos de hora o (y esto es lo mejor) ¡tener sexo sin parar durante una hora y media!

Así que si vuestra pareja quiere ir al McDonalds o a la pizzería, ¡advertidle de lo que viene después!

La verdad nos hará libres.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 108 seguidores

%d personas les gusta esto: