Llevo un tiempo interesado en temas de nutrición y dietética, más bien por obligación que por otra cosa.  La vida sedentaria y cómoda me ha generado una notable “curva de la felicidad”, así que cuando miro un filete no veo más que proteínas, vetas de grasa y cifras oscilantes de calorías.  Así que voy a compartir con vosotros algunos de los cálculos que hice en mis noches de insomnio y hambruna:

¿Engorda mucho la comida basura?

hamburguesa

Err… pues depende de cuánta comas.  Ahora que están de moda los restaurantes de hamburguesas americanas, McDonalds parece un buen ejemplo.  Una inocente cena en uno de esos lugares puede tener consecuencias desastrosas, y eso que sólo me voy a centrar en las calorías y no en el tipo de nutrientes:

Cena:

  • Big mac de oferta: 492 Kcal.
  • Patatas fritas medianitas: 253 Kcal
  • Lata de Coca-cola: 139 Kcal
  • Helado con trocitos: 200 Kcal

Total: 1084 Kcal del dolor…

Si tenemos en cuenta que un hombre adulto necesita alrededor de 2200 Kcal al día, nos encontramos que sólo con dos menús de estos podemos llegar a subsistir, energéticamente hablando.  Pero el desayuno lo hicimos en el bar de Paco y en el almuerzo hemos comido en casa, así que otra vez a sumar…

Desayuno:

  • Café con leche: 89 Kcal
  • Tostada con manteca “made in Paco”: 360 Kcal

Media mañana:

  • Otro café con leche: 89 Kcal

Almuerzo:

  • Ensalada mixta a compartir: 96 Kcal
  • Unas aceitunitas: 135 Kcal
  • Filete de atún de la plaza: 200 Kcal
  • Patatas fritas doraditas: 253 Kcal
  • Dos tintos de verano: 125 Kcal
  • Manzana (no había flan): 110 Kcal

Merienda:

  • El tercer café: 89 Kcal
  • Un dulce que trajo tu tía: 141 Kcal

Si a todo esto le sumamos la hamburguesa tenemos un total de 2771 Kcal.  Ya nos estamos pasando en 571 Kcal.  ¿Crees que es mucho?  Vamos a ver qué tenemos que hacer para quemar esas calorías de más…

Podemos estudiar durante cinco horas, ya que así quemamos 120 Kcal por hora, caminar durante dos horas, correr durante una hora o bailar durante una hora y media.  También podemos jugar un partido de fútbol, subir escaleras a buen ritmo durante tres cuartos de hora o (y esto es lo mejor) ¡tener sexo sin parar durante una hora y media!

Así que si vuestra pareja quiere ir al McDonalds o a la pizzería, ¡advertidle de lo que viene después!

La verdad nos hará libres.

Anuncios