Archive for enero, 2011



La mala situación laboral de muchos españoles, el tipo de interés creciente y las dificultades para pagar las cuotas de las hipotecas están forzando a la gente a buscar otras alternativas de menor riesgo o menor coste.  Ya sea alquilando casa en vez de comprarla, regresando a casa de los padres o buscando ingresos extras por las tardes está claro que algo hay que hacer.  En estos momentos el tipo de interés normalmente aplicable en España para las hipotecas (el tan cacareado euribor) se encuentra a niveles muy asequibles pero todo apunta a que esta situación cambiará en un futuro próximo (se habla del 3% en los próximos 2 años).  Ante tan espeluznante perspectiva… ¿qué hacer?

 

Yen, la panacea (?) de la hipoteca multidivisa

¿Es el yen una alternativa para las hipotecas españolas?

Desde luego, lo mejor es que nos toque la lotería, aunque existe una alternativa fácilmente materializable, pero no exenta de riesgos.  Se trata de la Hipoteca Multidivisa.  Este producto financiero (que no todos los bancos ofrecen) es similar a una hipoteca convencional, pero tiene dos particularidades que lo hacen tan atractivo como arriesgado:

  • El tipo de interés de referencia no es el euribor, sino el LIBOR.  Este libor es la tasa de referencia usada para los préstamos interbancarios en el mercado de Londres.  Existe un libor diferente para cada divisa y suele ser bastante más bajo que el euribor.  Primera ventaja: menor tipo de interés, menos dinero a pagar.
  • La moneda en la que se pide el dinero prestado no es el euro, sino cualquier otra divisa de cualquier parte del mundo.

Así que ya lo tenemos.  Buscamos una divisa cuyo libor sea bajito y, como por arte de magia, nuestra cuota mensual se reduce de manera dramática.  Se que lo entendéis perfectamente, pero todo quedará más claro con un ejemplo: Fulanito y Zutanita han comprado una vivienda en 2011, pero temen que en pocos años el euribor “esponje” e incremente la cuota que pagan por su hipoteca.  Ahora llegan casi a lo justo… por suerte los intereses están bajitos, pero hay que ser previsores.  Su pequeño apartamento costó 150.000 eurazos, la hipoteca está a 25 años y el banco les cobra un diferencial del 0.5%, así que mensualmente pagan 635 euros.  Y eso que las condiciones son buenas, aunque hay gente que gana poco más de lo que ellos pagan por su casa.

Fulanito no para de darle vueltas a la cabeza hasta que, a pesar de ser joven, pierde el poco pelo que le queda.  Encuentra una posible solución: cambiar su hipoteca a un modelo multidivisa en yenes (¡Oh, el país del sol naciente!), ya que el libor del yen a un año es 0.56%.  De momento ya le está ganando al euribor casi un 1% y su cuota mensual bajaría hasta 569 euros.  “No está nada mal”, concluye satisfecho.  Pero Zutanita, que es una mujer de su tiempo, con un agradable carácter latino y que sabe de números (entre otras muchas virtudes) no lo ve tan claro.  Después de investigar por blogs como éste y preguntar a empleados de banca ha aprendido unas cuantas cosas que Fulanito ha pasado por alto:

  • El libor es más estable que el euribor, por lo que estaríamos evitando la subida que sabemos que el euribor sufrirá.
  • El préstamo debe ser pagado en yenes.  Así que ya no deberían 150.000 euros, sino 16.800.000 yenes. Y su cuota pasa a ser 63.771 yenes.
  • Y lo más importante: el cambio del yen varía muchísimo frente al euro.  Como Fulanito es español, cobra en euros, así que mensualmente debe comprar 63.771 yenes para pagar la hipoteca.

Aunque sería más exacto decir que ESTE MES debe comprar 63.771 yenes, porque realmente no sabe cuántos euros tendrá que pagar el mes que viene.  Puede ocurrir que el euro cotice a 170 yenes, con lo que bastarían 375 euros para pagar su hipoteca.  Pero también puede pasar que el yen se aprecie con respecto al euro, pongamos que hasta 80 yenes el euro, así la cuota pasa a ser de 797 euros.  Uffff…  ¿nos dará para salir del redil?

Podemos decir que, en el mejor de los casos, la hipoteca multidivisa es arriesgada.  De todas formas aún no hemos hablado de su característica más importante: el cambio de moneda de la deuda al completo.  Pero eso es otra historia, que será contada en otro post.

La verdad nos hará libres.

Saludos.


Están a la última.  ¿A quién no le gusta un café aromático, recién hecho, instantáneo y muy muy caliente?  Y la cosa mejora bastante si el café se toma en casa, sin moverse del sofá, pero con el sabor y el aroma del café de los bares.  No es de extrañar entonces la gran aceptación que están teniendo las cafeteras domésticas monodosis.  Se compra uno una cafetera de esas, unas cajitas con cápsulas, las enchufa, pulsa un botón y ¡listo!

Pero… ¿Cuánto nos está costando tomarnos ese delicioso, humeante y espumoso café?  Vamos a hacer un análisis, teniendo en cuenta todos los costes involucrados.  Tendremos en cuenta el precio de la cafetera monodosis frente a una cafetera express convencional, la vida útil de las cafeteras (unas cinco mil tazas), el precio de la dosis, de la leche y del azúcar.  Los precios están expresados en céntimos de euro, para mayor comodidad:

 

Comparativa cafeteras monodosis vs convencionales

Comparativa entre las cafeteras monodosis y las convencionales

¿Cuáles son las conclusiones?  Bien sencillas:

  • El coste de una taza de café preparado con una cafetera monodosis es un 130% superior que uno preparado con una cafetera convencional.
  • El café que tomas en tu casa sabe exactamente igual que el que tomas en casa del vecino, o el que toma TODO EL MUNDO en TODAS PARTES.  Un signo más de globalización, se pierde la originalidad, cada vez somos más borregos.
  • Estás pagando más del doble de lo que el café realmente vale, además de contribuir a la degradación del medio ambiente a través de los plásticos de las cápsulas.
  • Probablemente estas cafeteras quedarán obsoletas antes de diez años (con suerte).

La decisión es tuya.  Si compras estas cafeteras por el sabor del café, adelante, pero te puede salir bien caro.

La verdad nos hará libres.


Los universos son como seres vivos.  Nacen a partir de un Big Bang o una singularidad (una única célula) y se expanden con rapidez, creciendo en el tiempo y el espacio, tomando forma, dividiéndose en galaxias y, en algunos casos, albergando vida en su interior.  Los universos también mueren.  Ya sea con un Big Crunch (aunque suene a chocolate), una expansión infinita o rendidos ante el caos que trae la pérdida total de energía.

Comparación entre estructuras del universo y de la vida

El átomo y el sistema solar, la molécula y la galaxia, la célula y el clúster... ¿No es el universo como un ser vivo?

Nuestro sistema solar es totalmente comparable a un átomo.  En torno a un núcleo (el sol) orbitan un número determinado de electrones, que son los planetas.  Los sistemas solares se agrupan en galaxias, al igual que los átomos se unen entre si para formar moléculas.  Pero ahí no acaba la cosa, sino que las galaxias también forman grupos, llamados clústers, de la misma manera que las moléculas forman células.  Asimismo, los clústers se unen en superclústers, las células se agrupan para dar lugar a los tejidos.  Y los superclústers se juntan en filamentos, como los tejidos forman órganos.  El universo está formado por dos tipos de estructuras: los filamentos y el vacío, de la misma manera que todos los órganos forman un ser vivo, que también está mayoritariamente vacío por dentro (aunque hay unos más vacíos que otros).

Si pudiéramos crecer indefinidamente seríamos capaces de darnos cuenta de las estructuras que forman el universo.  Primero veríamos el sistema solar, similar a un átomo.  Si siguiéramos creciendo podríamos ver como van apareciendo moléculas, células, tejidos y órganos.  Si creciéramos tanto que pudiéramos tener al universo en nuestras manos, tal vez nos sorprendería lo que viéramos… ¿Será un ser vivo, como un ratón? ¿Será inteligente?  Ese ser hipotético será TODO lo que existe y estará formado por TODO lo que conocemos, lo que ignoramos, lo visible y lo invisible, toda la verdad, toda la vida, estará por encima de todas las cosas… por encima de la vida y la muerte.

Igualmente, nosotros mismos estamos formados por células y moléculas, que serán a su vez los clústers y las galaxias que forman el universo de  nuestro cuerpo.  En un diminuto electrón, que pertenece a un pequeño átomo de hidrógeno, de una minúscula molécula del agua que bebimos esta mañana, hay un microser apaciblemente sentado en su infinitesimal mundo.  Tal vez ese microser sea inteligente, quizá tenga la capacidad de preguntarse a sí mismo por la naturaleza del electrón sobre el que vive, del átomo de hidrógeno, de la molécula de agua, de la galaxia a la que pertenece, del universo que lo alberga y sobre la posibilidad de que el universo sea como un ser vivo.  Tal vez el microser rece a su microdios, quizá eleve sus plegarias para que sean escuchadas por una conciencia superior, de la que él mismo forma parte y que contiene todo lo que le rodea.

¿Habéis escuchado alguna vez las plegarias de vuestros microfieles?  Yo sí, pero no doy abasto para acabar con toda la injusticia que hay en mi universo.

La verdad nos hará libres.


Desde tiempos remotos el hombre ha buscado todo lo que no tiene, lo difícil y lo remoto.  Algunos quisieron volar, otros vencer a la muerte, llegar al centro de La Tierra o poner un pié en La Luna.  Algunas metas son imposibles pero otras ya se han alcanzado o se alcanzarán en el futuro.  De entre todos los objetivos inalcanzables siempre me ha atraído la búsqueda alquímica, la obtención de la piedra filosofal a la que se le atribuía la propiedad de convertir el plomo en oro, la transmutación de los metales innobles en metales nobles.  Por lo visto el proceso de obtención de la preciada piedra duraba años y se exigía del alquimista una elevada inversión de tiempo y dinero, además de mantener un fuego encendido durante todo el proceso.  Al final se obtenía una limitada cantidad de piedra (en realidad se parecía más a la arena que a otra cosa) y no estaba muy claro que fuera de interés económico, pues la piedra filosofal se iba gastando con el tiempo.  Pero claro, que se sepa, nadie lo consiguió nunca.

Alquimista

Alquimista persiguiendo el sueño de la piedra filosofal

Pero ahora resulta que sí que es posible transformar el plomo en oro.  Mediante reacciones nucleares es posible arrebatarle al átomo de plomo tres de sus ochenta y dos protones, con lo que lo habremos transformado en un bonito, brillante y preciado átomo de oro (Auuuuuuu!!!!!).  Seaborg lo hizo, y le pusieron su nombre a un elemento.  Pero al punto se dieron cuenta de que el coste invertido en el proceso superaba con mucho el valor del oro obtenido.  Esto me da mucho que pensar…

  • Se puede luchar durante años por alcanzar un sueño, una meta, todos podrán decir que es imposible y que nunca lo lograrás.
  • Finalmente, tras años de esfuerzo, de nadar contra corriente, de capear el temporal, de infinidad de noches de insomnio, la meta puede ser alcanzada y todos se quitarán el sombrero ante tu valioso logro.
  • Pero echando cuentas, con la mano en el corazón (perdón, en el bolsillo de la calculadora), puede ser frustrante descubrir que el coste y el esfuerzo invertido para alcanzar tu cima sobrepasa el beneficio que has obtenido, que has trabajado durante veinte años para descansar tres, que has invertido toda tu vida para realizar un viaje de tres meses, que has gastado todos tus ahorros en un barco que con suerte disfrutarás tres días…

No quiero ser pesimista pero si quiero hacer notar que hay que medir muy mucho el coste de lo que vamos a emprender y el beneficio que obtendremos por ello.  Como la piedra filosofal, las quimeras pueden ser conseguidas… a precio de oro.

La verdad nos hará libres.

¡Cinco mil visitantes!


Me complace compartir con todos vosotros que el blog NADA MAS QUE LA VERDAD ha alcanzado la cifra de… ¡Cinco mil visitantes!

5000 VISITANTES

Agradecer a todos los que habéis contribuido con vuestras lecturas y comentarios, aportando ideas y generando interesantes debates.  Sin vosotros nada de esto hubiera sido posible.

La verdad nos hará libres.


En la cola de la gasolinera preguntaba un tipo al dependiente del porqué de la actual carestía del combustible.  El cobrador, amablemente, le explicó que la mayor parte del precio que el consumidor paga por la gasolina está destinado a impuestos.   Otro individuo situado más atrás entró en la conversación (yo me mantuve al margen) arguyendo que el barril de petróleo está ahora más caro que el año pasado y esa era la razón de la subida.  Dubitativo y meditabundo mi dio por investigar un poco el asunto y me lancé a una de mis famosas comparativas…

Gasolina petrol

Un gesto realmente altruista, una contribución voluntaria y generosa a las arcas del estado.

Año 2008:

El precio del litro de gasolina estaba a 1.11€, aunque en algunos momentos del año alcanzó los 1.30€.  Mientras tanto, el barril de petróleo (159 litros de crudo) costaba 199€ al cambio, lo que nos da una relación de 0.56 entre gasolina y crudo.

Año 2011:

El precio del litro de gasolina está a 1.24€, algo más que la media del 2008 aunque sin alcanzar el máximo histórico.  Actualmente el barril de petróleo está a 123€, sacando una relación gasolina/crudo de 1.01.   Casi el doble que en su momento álgido.

Conclusiones:

Algunos avispados adictos a las matemáticas estarán preguntándose ¿cómo es que si la materia prima es mucho más barata el producto final es más caro?  Evidentemente la culpa de la subida no es del productor (la tan temida OPEP), sino de nuestro gobierno.  Los impuestos que pagamos por los combustibles están ahora a una tasa aproximada del 60%.  Je… y nos parecía caro que el IVA fuera el 18%…

Señores, lectores, compañeros de fatigas… ¡¡¡UN SESENTA POR CIENTO!!!  No se si habrá algún otro producto con tasas de impuestos similares (tal vez el alcohol y el tabaco).  Ya está bien de cargarle toda la culpa a los árabes con el tema del precio de los combustibles, ya es hora de que sepamos quienes son los que realmente nos pisotean con los precios abusivos.

Cierto es que los impuestos son necesarios, imprescindibles diría yo.  Pero en este caso el alto precio del combustible revierte en la práctica totalidad de todo lo demás.  La mayor parte de los productos de consumo deben ser transportados por carretera (consumiendo combustible), lo que encarece el precio final del producto en destino.  Alimentación, textil, productos de higiene y limpieza… TODO.  Así que si el precio del transporte consiste (aproximadamente) en un 2% del producto, indirectamente estamos pagando un 60% de impuestos de ese 2%, además del IVA, lo que nos da un resultado total de más del 19% en impuestos por cualquier cosa que compremos.

Cada vez que compres el pan, recuerda que estás contribuyendo con 10 céntimos al sostenimiento del sistema.

La verdad nos hará libres.

A %d blogueros les gusta esto: