Category: Medio ambiente



A raíz del accidente de la central nuclear de Fukushima se habla mucho del gran peligro que entrañan estos centros de producción de energía, algunos proponen desmantelarlas por completo y sustituirlas por instalaciones de generación convencionales.  Pero las térmicas de carbón tampoco convencen, ya sea por la intervención del gobierno en el carbón nacional o por sus elevadas emisiones contaminantes.  ¿Qué nos queda? Los defensores de las nuevas tecnologías promueven los ciclos combinados, con sus elevados rendimientos, como la solución a la demanda energética aunque cierto es que la dependencia de países productores de gas políticamente inestable es muy notable.  Por último tenemos las energías renovables, tan caras como intermitentes, que sólo sirven para cubrir picos de demanda.

Un activista dijo: “!Que apaguen todas las centrales nucleares!”, y muchos le siguieron. Pero… ¿somos realmente conscientes de lo que ocurriría si no tuviésemos suficiente electricidad para mantener nuestro modo de vida?  Imaginemos que pagamos las centrales nucleares de España (creo que quedan sólo 5 ó 6).  El resto de centrales entraría en funcionamiento a las pocas horas pero se comprometería la estabilidad del servicio.  De paso, apaguemos también las de carbón (emiten mucho CO2) y unas cuantas de ciclo combinado, para dar la lata a los magrebíes.  Nos quedamos con las hidráulicas y las renovables, ¿ok?  Ahí empieza lo bueno…

Semáforo apagado traffic lights off

Los semáforos están apagados y el caos circulatorio es total

Cualquier día podrías despertar y llevarte unas cuantas sorpresas.  A las siete de la mañana la demanda supera a la oferta y no hay energía para todos.  Y… ¡qué mala suerte, han desconectado mi ciudad!  De momento llegaré tarde al trabajo, mi despertador es eléctrico y no ha sonado.  Tampoco puedo afeitarme, no hay luz en el baño y no veo un pimiento.  Me lavaré la cara, por lo menos, pero con agua fría ya que mi termo es eléctrico.  La nevera ha dejado de funcionar y el brick de leche que abrí ayer se ha cortado, así que abro uno nuevo y caliento un poco en un infiernillo de gas que rescato del trastero y que guardaba para los campings.  Debo bajar al garaje por las escaleras, a oscuras, ya que ni la luz del pasillo ni el ascensor funcionan.  Tampoco se abre la puerta de la cochera, usa un motor eléctrico, así que tengo que abrirla a mano con gran esfuerzo.

Por suerte mi coche funciona con gasolina (el de mi vecino es eléctrico, que se  joda, por moderno) y puedo seguir adelante sin acumular mucho retraso, pero los semáforos están todos apagados y el caos por el camino es total.  Aparcar se convierte en una aventura, los parkímetros no funcionan y seguramente me caerá una multa por no pagar el estacionamiento.  En la oficina lo único que se puede hacer es hablar por teléfono (tiene alimentación independiente) y escribir a boli, ya que los ordenadores están KO.  Ni siquiera podemos tomar café, la cafetera también es eléctrica.

Vuelvo a casa abatido por el día tan poco fructífero que estoy viviendo, con una multa de aparcamiento en el bolsillo (los locales han aprovechado la coyuntura para hacer caja), levanto la puerta de la cochera a mano y subo la escalera.  Como no había electricidad, el sistema de alarma de casa no funcionaba y unos cacos se han llevado el televisor, aunque no importa mucho, de todas formas no podría verlo.  Tampoco podría jugar a la video consola, ni conectarme a internet, ni recargar el teléfono móvil… sólo puedo ducharme con agua fría, leer un rato junto a la ventana mientras sea de día y preparar algo de cena con el infiernillo trasteril.

Revuelvo las posesiones de mi abuelo hasta que encuentro un despertador de cuerda.  Por lo menos mañana llegaré pronto al trabajo…

La verdad nos hará libres.

Anuncios

Tiempo de lectura: 4 min.

Mucho no, muchísimo se ha hablado sobre la conveniencia de adquirir un vehículo que utilice como combustible el gasoil frente a otro que queme gasolina.  Los coches diésel tienen un menor consumo específico (se reduce el coste por kilómetro), aunque inicialmente representan un desembolso mayor, pues son más caros que los de gasolina.  Para arrojar un poco de luz sobre el velo de oscuridad que este tema representa, y a sabiendas de que la literatura en este ámbito es extensa, vamos a realizar una comparativa entre dos coches muy parecidos, en sus versiones diésel y gasolina.

Motor de gasolina:

  • Modelo: Ford Focus 1.6
  • Combustible: gasolina.
  • Consumo mixto específico: 6 litros cada 100 km.
  • Precio de adquisición: 17850 €

Motor diésel:

  • Modelo: Ford Focus 1.6
  • Combustible: gasoil.
  • Consumo mixto específico: 4.5 litros cada 100 km.
  • Precio de adquisición: 19615 €

Tenemos también en cuenta que los precios medios del litro de combustible son de 1.32€ para la gasolina y 1.30€ para el gasoil, a fecha de Marzo de 2011.  Con estas premisas fabricamos una tabla, en la que la línea verde representa el coste de adquirir y rodar con el coche de gasolina, mientras que la línea blanca nos muestra lo mismo para el coche diésel.

Diesel o gasolina
Existe muy poca diferencia entre los costes de un coche diesel y su equivalente en gasolina

Como podemos ver, es a partir de los 9000 km cuando el coche de gasoil empieza a ser rentable.  Es importante notar que los factores que se han tenido en cuenta en el cálculo son los arriba mencionados y no se han considerado (por ser muy variables) otros como éstos:

  • Coste e las revisiones anuales (los diésel son más caros).
  • Coste del seguro (los diésel son más baratos).
  • Posibles reparaciones (los diésel son más caros).
  • Coste residual del vehículo (los diésel se pueden vender más caros).

Pero la gráfica sí que nos da una idea bastante aproximada de la realidad.  Si vamos a utilizar el coche de manera ocasional nos convendrá uno de gasolina, mientras que si hacemos gran uso de él será más barato decidirnos por el diésel.  Además, hay que pensar en la financiación.  Los intereses serán más elevados para los coches más caros, lo que puede llegar a inclinar la balanza en favor de los de gasolina (siempre que estos últimos se paguen al contado).

Si nos atenemos al concepto medioambiental, es bueno saber que los coches de gasolina contaminan menos que los de gasoil.  La combustión de un fluido más refinado como la gasolina será de mayor calidad que la del aceite que compone el combustible de los motores diésel.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada tal vez también te gusten:

La verdad sobre la gasolinaLa verdad sobre los coches eléctricosLa verdad sobre la luz: ahorrar en la factura


En la cola de la gasolinera preguntaba un tipo al dependiente del porqué de la actual carestía del combustible.  El cobrador, amablemente, le explicó que la mayor parte del precio que el consumidor paga por la gasolina está destinado a impuestos.   Otro individuo situado más atrás entró en la conversación (yo me mantuve al margen) arguyendo que el barril de petróleo está ahora más caro que el año pasado y esa era la razón de la subida.  Dubitativo y meditabundo mi dio por investigar un poco el asunto y me lancé a una de mis famosas comparativas…

Gasolina petrol

Un gesto realmente altruista, una contribución voluntaria y generosa a las arcas del estado.

Año 2008:

El precio del litro de gasolina estaba a 1.11€, aunque en algunos momentos del año alcanzó los 1.30€.  Mientras tanto, el barril de petróleo (159 litros de crudo) costaba 199€ al cambio, lo que nos da una relación de 0.56 entre gasolina y crudo.

Año 2011:

El precio del litro de gasolina está a 1.24€, algo más que la media del 2008 aunque sin alcanzar el máximo histórico.  Actualmente el barril de petróleo está a 123€, sacando una relación gasolina/crudo de 1.01.   Casi el doble que en su momento álgido.

Conclusiones:

Algunos avispados adictos a las matemáticas estarán preguntándose ¿cómo es que si la materia prima es mucho más barata el producto final es más caro?  Evidentemente la culpa de la subida no es del productor (la tan temida OPEP), sino de nuestro gobierno.  Los impuestos que pagamos por los combustibles están ahora a una tasa aproximada del 60%.  Je… y nos parecía caro que el IVA fuera el 18%…

Señores, lectores, compañeros de fatigas… ¡¡¡UN SESENTA POR CIENTO!!!  No se si habrá algún otro producto con tasas de impuestos similares (tal vez el alcohol y el tabaco).  Ya está bien de cargarle toda la culpa a los árabes con el tema del precio de los combustibles, ya es hora de que sepamos quienes son los que realmente nos pisotean con los precios abusivos.

Cierto es que los impuestos son necesarios, imprescindibles diría yo.  Pero en este caso el alto precio del combustible revierte en la práctica totalidad de todo lo demás.  La mayor parte de los productos de consumo deben ser transportados por carretera (consumiendo combustible), lo que encarece el precio final del producto en destino.  Alimentación, textil, productos de higiene y limpieza… TODO.  Así que si el precio del transporte consiste (aproximadamente) en un 2% del producto, indirectamente estamos pagando un 60% de impuestos de ese 2%, además del IVA, lo que nos da un resultado total de más del 19% en impuestos por cualquier cosa que compremos.

Cada vez que compres el pan, recuerda que estás contribuyendo con 10 céntimos al sostenimiento del sistema.

La verdad nos hará libres.


Hace ya algún tiempo que se viene hablando de las enormes ventajas con las que han sido bendecidos los coches eléctricos, siempre que los comparemos con los automóviles convencionales de motor de explosión.  Se habla de cero emisiones, de gasto de combustible nulo, motores silenciosos, menos vibraciones, toda una serie de magnificiencias que parecen más  bien sacadas de una película de ciencia ficción.  Pero… ¿Qué hay de verdad en todo esto?  Vamos a ver algunas de las características de los coches eléctricos, destacando ventajas e inconvenientes:

 

coche eléctrico

Prototipo de coche eléctrico diseñado en Álava (España)

Ventajas:

  • Menor contaminación ambiental. Téngase en cuenta que hay que hablar de que los coches eléctricos contaminan MENOS, pero que también contaminan.  La energía eléctrica que acumulan en sus baterías proviene de la red eléctrica convencional, que es generada en centrales de generación eléctrica y transportada a través de una red de distribución.  El rendimiento combinado de estos sistemas es del 30%, lo que quiere decir que para mover el coche el equivalente a 1 kcal, es necesario quemar 3 kcal en las centrales.  De todas formas es mucho mejor que el rendimiento del motor de combustión interna, que es del 10%.
  • Menor contaminación acústica. Los motores eléctricos son much0 más silenciosos que los motores de combustión interna convencionales.
  • Mayor localización de la contaminación ambiental.  La contaminación queda confinada en los puntos de generación eléctrica, liberando a las ciudades de la nube de humo contaminante.  De esta forma se favorece la inclusión de filtros.
  • Posibilidad de recarga en ruta.  Mediante placas solares, un vehículo eléctrico puede recargarse en medio del desierto, donde no hay ningún tipo de instalaciones.  Los coches convencionales necesitan instalaciones específicas de repostaje.
  • Mayor seguridad. Las baterías son mucho más seguras que los depósitos de gasolina o de gasoil, por no hablar de las bombonas de gas combustible.
  • Diversificación de la energía. Al tratarse de energía eléctrica, puede provenir de diferentes fuentes, ya sea combustibles fósiles (carbón, gas, petróleo), energía nuclear o incluso energías renovables como la hidráulica, eólica o solar.  Si tenemos en cuenta estas últimas, el combustible es gratis, inagotable y no contaminante.

Inconvenientes:

  • Mayores tiempos de repostaje. El repostaje de los coches convencionales es muy rápido (salvo que haya que esperar cola), mientras que el repostaje de los coches eléctricos puede durar horas.
  • Menor potencia. Por ahora los coches eléctricos desarrollan menor potencia que los coches convencionales, aunque es cuestión de tiempo que se alcancen niveles similares.
  • Menor autonomía. La necesidad de repostaje de los coches eléctricos es mayor que la de los vehículos convencionales, necesitando recargar sus baterías con más frecuencia.
  • Ausencia de infraestructuras. Actualmente no existen talleres especializados, ni puntos de repostaje suficientes.  Es algo que llegará en el futuro pero todavía es lejano.
  • Mayor coste de adquisición del vehículo. De momento el precio de estos coches es más elevado que el de los vehículos con motores de explosión,

Y esto es todo.  Por ahí circulan algunos expertos en la materia, estaría encantado de que aportaran más datos al artículo.  Por ahora ya contáis con más información si pensáis comprar un coche nuevo… ¿Por qué no uno eléctrico?

La verdad nos hará libres.

La verdad sobre la luz


En respuesta a una pregunta de un conocido sobre la naturaleza de la luz…

A diario, la luz no sólo nos ilumina, también nos calienta.  La luz hace posible la vida en La Tierra, interviene en la formación de la materia orgánica a través de la fotosíntesis, nos ayuda a comunicarnos y puede convertir el día más triste en una explosión de vida y color.  Pero… ¿Sabemos realmente qué es la luz?

luz

La luz es una onda electromagnética, una sucesión de campos eléctricos y campos magnéticos que se transmite en una dirección determinada.  La luz no está compuesta de partículas, aunque a veces se comporte como tal.  La onda lumínica está formada por pequeños paquetes de energía que se llaman “fotones” y son la cantidad mínima de luz que se puede emitir, transportar y recibir.  Los fotones no tienen masa, no pesan nada y pueden viajar en el vacío a casi trescientos mil kilómetros por segundo.

Por otra parte, la luz es portadora de energía que al impactar en un objeto se manifiesta en forma de calor, por eso la luz calienta.  La onda lumínica puede reflejarse en todo lo que nos rodea y llegar a nuestros ojos, que transforman las ondas electromagnéticas en señales eléctricas que llegan a nuestro cerebro para formar las imágenes.  Es por eso que podemos ver.

Las plantas y las algas utilizan la luz para sintetizar materia orgánica a partir de materia inorgánica.  Los animales y los humanos necesitan materia orgánica para vivir pero no pueden sintetizarla, por lo que la dependencia de las plantas es total.  Las hojas de las plantas “fijan” la energía de la onda lumínica en un compuesto químico que se llama adenosín trifosfato (ATP), que luego emplean el resto de seres vivos como fuente de energía para el mantenimiento de la vida.

Características curiosas de la luz:

  • La luz no pesa.
  • Nada puede viajar más rápido que la luz.
  • La luz se transmite por el vacío.
  • La luz transporta energía.
  • La luz se transmite en una sola dirección.
  • No todas las ondas lumínicas son visibles.

Espero haber arrojado un poco de “luz” sobre el asunto, ¿Tenéis más preguntas?

La verdad nos hará libres.


Muchísimo se ha hablado de los alimentos transgénicos, que si son perjudiciales para la salud, que si eso es jugar a ser Dios, que si no está probada su eficacia… Pero ¿Sabemos realmente lo que significa que un alimento o un cultivo sea transgénico?  Vamos a tratar de explicarlo de la forma más sencilla posible, paso por paso, para los no iniciados en la materia.

guisante

Veamos antes un poco de genética.  Mendel, un monje del siglo XIX, experimentó mediante la observación de cultivos de guisantes y enunció sus Leyes de la Genética.  Básicamente, vienen a decir que el hijo compartirá rasgos de sus padres, que dependerán en mayor o menor medida de la “relavancia” de sus caracterísiticas, por ejemplo, los guisantes rugosos predominan ante los lisos. Otros siguieron sus pasos, descubriendo el ADN (un ácido que se encuentra en todas las células del ser vivo y que contiene la información necesaria y suficiente para “fabricar” a ese mismo ser).  El ADN (ácido desoxirribonucléico) contiene cadenas de compuestos químicos (bases nitrogeniadas) que forman los genes.  Estos genes determinan si el guisante es ovalado, alargado, sensible a la luz, si retiene más o menos agua…

La ingeniería genética trata de modificar estos genes para el beneficio del ser humano.  Lo ideal sería producir guisantes que fueran como naranjas, y que consumieran poca agua, pero esto es realmente difícil.  Lo que sí se ha logrado es hacer que los guisantes sean resistentes a ciertos compuestos químicos.  De esta forma, se modifica el ADN de las plantas para que resistan a un pesticida en concreto, se fumiga todo el campo y muere ABSOLUTAMENTE TODO excepto la planta modificada genéticamente  para resistirlo (transgénica).  Fácil ¿no?

Entonces no hay problema… sembramos guisantes transgénios, fumigamos y obtenemos una cosecha libre de plagas.  El asunto viene después y no voy a entrar en temas de salud, sino en aspectos económicos y sociales.  Las empresas productoras de semillas transgénicas han crecido tanto que están comprando cada vez más industrias semilleras convencionales.  En muchos países ya es realmente difícil encontrar semillas no alteradas, lo que obliga a los agricultores a adquirir semillas transgénicas que son mucho más caras.  Como ya hemos dicho, estas plantaciones hay que fumigarlas con un producto determinado (al que son resistentes) que, casualmente, lo vende la misma empresa.  Je… monopoliza el mercado, obliga a muchos agricultores a pedir préstamos para costearse las nuevas semillas y encima les vende los pesticidas.  Negocio redondo, como el de los bancos.  No puedes comprar otra semilla (no la hay en muchos países) y no puedes comprar otro pesticida, o destruirías la cosecha.  Círculo vicioso.  Además, te obligan a firmar un contrato en el que te impiden obtener semillas de tu propia cosecha, con lo que te ves forzado a volverlas a comprar la siguiente temporada y volver a endeudarte.  El ciclo se rompe el año en el que la cosecha se pierde por el mal tiempo.  Ahí está la ruina.

Muchos más datos en este vídeo sobre una de las empresas de semillas transgénicas:

http://vimeo.com/11281651

El tema de la salud lo trataremos otro día.

La verdad nos hará libres.


El fin del mundo ocurrirá, por supuesto, pero no será en el 2012, sino dentro de cinco mil millones de años.  De hoy a cinco eones tendrá lugar un cataclismo de proporciones planetarias, o aún digo más, de proporciones estelares ya que nuestra estrella será la culpable del Apocalipsis.  Sí, amigos, el conocido, necesario y familiar sol no sólo acabará con la vida en nuestro planeta, sino también con toda la posible vida que pudiera existir en cualquier otro planeta del sistema solar por aquellas fechas.

gigante roja

¿Cómo ocurrirá todo? El proceso será un poco complicado, pero a grandes rasgos os diré que el día que el sol agote todo su combustible nuclear, se convertirá en una estrella gigante roja y engullirá a La Tierra, que se precipitará hacia la superficie solar para acabar formado parte del sol.  Pero nuestra muerte no será tan horrible como imagináis.  Por suerte, el sol irá calentándose poco a poco con el paso del tiempo hasta que, aproximadamente dentro de cuatro mil millones de años la vida en la superficie terrestre resultará imposible debido a las altas temperaturas.  Todos los seres vivos se verán forzados a ocultarse de la luz solar, ya sea bajo tierra o en las profundidades del océano.  Y digo seres vivos porque seguramente ya no quedará ningún ser humano.

El Hombre desaparecerá.  Al menos, desaparecerá tal y como lo conocemos ahora.  El Homo Sapiens, especie a la que perteneces si estás leyendo estas líneas, sólo existe desde hace doscientos mil años y el hombre inteligente, desde hace dos millones de años.  Por lo tanto, dentro de otros dos millones de años, el Hombre habrá evolucionado hasta convertirse en otra especie (¿Homo Futuris? ¿El súper hombre de Nietzsche?).  Si pensamos con cierta lógica que cada dos millones de años se produce la evolución de la especie, de aquí a cinco mil millones de años se producirán dos mil quinientas evoluciones.  Algún aficionado a Pokemon se estará frotando las manos, pero la realidad es que el ser humano se habrá convertido en otra cosa, otro animal, tal vez no será mamífero, andará sobre una sola pata, será cabezón y le habrán desaparecido los dedos de los pies (si es que aún tiene), pero en todo caso no será un ser humano.

Cincuenta millones de años han bastado para que el mono primitivo evolucione hasta el Homo Sapiens y cuatrocientos millones de años han sido suficientes para que la ameba llegue a ser un mono.  Sólo Dios sabe en qué podemos convertirnos dentro de cinco mil millones de años.  Por eso os digo, estad tranquilos y no pongáis el grito en el cielo ante tanta fiebre apocalíptica, ni vosotros, ni vuestros hijos, ni nadie que se os parezca lo más mínimo arderá hasta la muerte cuando el sol engulla nuestro pequeño planeta azul.

La verdad nos hará libres.


bolsa reutilizableMucho se ha hablado sobre la utilización de las nuevas bolsas de la compra reutilizables.  A priori la idea parece bastante buena para todos: en lugar de utilizar las típicas bolsas de un solo uso de los supermercados, empleamos las nuevas bolsas reutilizables que contaminan menos, son biodegradables y más respetuosas con el medio ambiente.  Visto así, ¿quién es capaz de resistirse? Muy mal corazón hay que tener para seguir usando las antiguas, ¿o no? Pero no es oro todo lo que reluce, veamos un análisis exhaustivo de unas y otras, desde el punto de vista del usuario:

Ventajas de las bolsas convencionales:

  • Son gratuitas para el usuario.
  • No hay que llevarlas y traerlas, las entregan en el establecimiento.
  • Mucha gente las usa luego como bolsas de basura.
  • Al ser desechables, no son focos de hongos ni bacterias.

Desventajas de las bolsas convencionales:

  • Están hechas de plástico que después se tira, son perjudiciales para el medio ambiente, tanto al fabricarlas como al deshacerse de ellas.
  • Se rompen con facilidad, pudiendo provocar la rotura de botellas, tarros de cristal…
  • Tienen poca capacidad, hacen falta muchas bolsas para una compra de envergadura.
  • Llevan el logo del establecimiento, camino de casa haces propaganda gratis.

Ventajas de las bolsas reutilizables:

  • Al tirarlas o deshacerse de ellas son menos perjudiciales para el medio ambiente, pues tardan menos tiempo en descomponerse.
  • Son más resistentes, el riesgo de rotura de productos es menor.
  • Tienen mayor capacidad.
  • Se pueden usar muchas veces y no sólo para la compra.
  • No suelen llevar propaganda.

Desventajas de las bolsas reutilizables:

  • Tienen un alto coste inicial, su precio oscila entre los 0.5 y los 15€ (las de mayor calidad).
  • Es fácil olvidarlas en casa, con lo que a veces hay que comprar otras nuevas sin hacernos falta.
  • Al no disponer de bolsas convencionales, tendremos que comprar bolsas de basura.  Esa sí que es una buena forma de “tirar el dinero”.
  • En su fabricación, la emisión de sustancias contaminantes a la atmósfera es alta.
  • Se fabrican en Asia, traerlas a Europa tiene un alto coste, además de las emisiones de los medios de transporte (barcos, trenes…).
  • Al estar fabricadas en Asia, las condiciones laborales de los que trabajan en su fabricación son abusivas, llegando incluso a la explotación infantil.
  • Las que están hechas de rafia o cáñamo son difíciles de lavar, con lo que pueden llegar a ser focos de hongos al contaminarse con restos de alimentos.

Existe un informe del Colegio de Químicos del país Vasco que desaconseja el uso de las bolsas de plástico reutilizables.  Es sumamente interesante, así que os dejo el enlace aquí:

http://www.indusebas.com/BOLSAS%20REUTILIZABLES%20PREOCUPACION.pdf

La decisión es vuestra, pero el conocimiento de la verdad os da verdadera libertad a la hora de decidir.

La verdad nos hará libres.

A %d blogueros les gusta esto: