Tag Archive: ciencia



Tal día como hoy, hace doscientos años, se promulgó en Cádiz la primera constitución española.  Gracias a un grupo de diputados, representantes de las provincias españolas, después de largos debates vió la luz uno de los textos más importantes de la historia desde el punto de vista de la libertad y la consecución de derechos. Y esta constitución, que vino a llamarse “La Pepa” porque salió el 19 de Marzo, incluía todo un título dedicado a la instrucción pública.  El título IX se componía de seis artículos que defendían aspectos tan importantes como:

  • Que todos los pueblos de España cuenten con una escuela pública.
  • Que se creen universidades para enseñar todas las ciencias, letras y artes.
  • Que la enseñanza será igual para todos los ciudadanos.
  • Que exista un cuerpo de inspectores para la educación.
  • Que la instrucción pública queda bajo el amparo de las Cortes y no de intereses privados.
  • Que la libertad de prensa es un derecho.
El texto original de La Pepa

El texto original de La Pepa

Y recordemos que en el siglo XIX el territorio nacional se extendía desde México a la Tierra del Fuego, Caribe, Filipinas y plazas africanas, además de la Península Ibérica y las islas.  Educación pública para medio mundo gracias a que un pequeño grupo de liberales ilustrados, valientes y avanzados para su tiempo, decidió enfrentarse al orden establecido.  Desgraciadamente los principios constitucionales no pudieron aplicarse en su totalidad porque el texto fue abolido pocos años después con la reinstauración de la monarquía absolutista, pero durante ese breve periodo florecieron decenas de periódicos que difundían toda clase de ideas en lenguaje llano y accesible para el pueblo.

Hoy, doscientos años después, el espíritu de la constitución sigue vivo en la ciudad de Cádiz.  El portal www.redAlumnos.com, creado por jóvenes emprendedores gaditanos, acerca y posibilita la enseñanza gratuita a todos los niveles.  A diario profesores y estudiantes de España, México, Argentina, Chile, Ecuador, Perú, Venezuela y el resto de países hispano hablantes acceden a la plataforma para enseñar y aprender, compartir y publicar, manteniendo vivos los principios promulgados en 1812.

RedAlumnos defiende una enseñanza gratuita, libre y de calidad para todos.  Porque la educación otorga la libertad, ¡No a los recortes en educación! ¡No a la privatización de la enseñanza! ¡Viva la libertad! ¡Viva La Pepa!

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada tal vez también te gusten:

15M el movimiento no decaeSistema electoral españolLa verdad sobre la revolución

Anuncios

En tiempos difíciles como éstos todo ahorro es bueno, así que cualquier iniciativa para ahorrar es bienvenida, sobre todo en la dolorosa factura de la luz.  En la televisión anuncian unos aparatitos que, simplemente enchufándolos, aseguran un ahorro del 30% en la factura.  Puedo deciros con conocimiento de causa (estudié ingeniería) que estos aparatos realmente funcionan si tenéis en casa aparatos como: tubos fluorescentes, bombillas de bajo consumo, ventiladores, lavadoras… Pero, ¿Y si os dijera que es posible reducir a cero la factura de la luz?

La tan temida factura de la luz

¿Contrato con Iberdrola, con Fenosa...? Mejor ¡ninguna!

Vamos a tomar como ejemplo una vivienda típical spanish con 3 dormitorios, cocina, salón, baño y pasillo.  Sus propietarios cuentan además con termo, cocina y horno eléctricos.  La potencia a instalar en la cocina será de 5400w.  Usando bombillas de 60w y teniendo en cuenta la tele, el ordenador, secadores de pelo y similares en cantidades razonables podemos considerar que la potencia necesaria  para el resto de la casa será de 2000w.  Pero en realidad nunca tenemos todo encendido, así que aplicamos un coeficiente de simultaneidad de 0,7 y nos quedamos con unos 5500w.  Con esto, la factura de la luz es de aproximadamente 100€ mensuales.

Ahora empieza la aventura.  Resulta que nos hemos comprado un unifamiliar nuevecito y queremos ahorrarnos esos 100€ para llegar mejor a fin de mes.  Así que empezamos a recortar, lo primero es instalar cocina, horno, frigorífico y lavadora de gas (parece mentira pero existen y cuestan casi igual que los eléctricos).  Así gastaremos butano, pero solo 13€ al mes.  Y luego cambiamos la iluminación por bombillas de bajo consumo, que ya hemos visto que es rentable.  Je, también compramos el aparatito de la tele, que se llama Power Optimiser y funciona de verdad.  No gano nada con publicitarlo aquí, pero por el mero hecho de ayudar ya merece la mención.  Con estos recortes, la simultaneidad y el aparatito nuestra potencia será de unos 1000w.  La hemos reducido a una quinta parte.

¿Podemos hacer algo más?  Sí, y mucho.  Instalamos un calentador de agua solar que cuesta unos 700€ y nos cepillamos el termo eléctrico para siempre.  Luego, aprovechando que vivimos en un unifamiliar instalamos 2 bonitos aerogeneradores domésticos que nos dan 800w por 2400€.  También ponemos 3 placas fotovoltáicas que brindan 360w (1800€).  Hay que combinar las tres cosas porque no siempre va a haber viento y de noche está claro que sol no hay.  Resulta que entre la instalación, las baterías y las subvenciones la broma ecológica sale por 4400€.  Parece mucho, pero la realidad es que con esto ya no necesitamos tener un contrato de la luz.

Acabamos con lo más divertido, el retorno de la inversión.  Con la luz normal pagamos 100€ al mes, con el tema de las renovables pagamos una inversión de 4400€, 13€ de butano y unos 100€ anuales del técnico de mantenimiento de los equipos.  Aún así, al final del quinto año hemos amortizado la inversión y lo que es mejor: nunca más pagaremos la factura de la luz.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada tal vez también te gusten:

hipotecas ahorrar o pedirbombillas de bajo consumoCómo ahorrar en tu hipoteca


Tiempo de lectura: 2 min.

Como cada año, en estas fechas tiene lugar un fenómeno natural de lo más sorprendentes que se puede observar en el firmamento: la lluvia de estrellas.  Como podréis imaginar, en realidad ninguna estrella va a caerse, ya que el bonito espectáculo con el que nos deleita la naturaleza lo provoca el cometa 09P/Swift-Tuttle.  Resulta que gracias a la acción del viento solar, los elementos superficiales del cometa se desprenden y adquieren órbitas parecidas a las del cometa.  Así, cuando la trayectoria de la Tierra cruza alguna de estas órbitas se produce la lluvia de meteoros.

Meteoros lluvia estrellas perseidas

Las maravillosas Perseidas, lluvia de estrellas

Aunque hay muchas leyendas alrededor de las lluvias de meteoros y las estrellas fugaces (como la famosa creencia de pedir un deseo al verlas) éstas no tienen ningún fundamento, perteneciendo al campo de la superstición popular.  Por otro lado, desgraciadamente este año no será el mejor para la contemplación de tan fabuloso aguacero, ya que la luz de la luna llena solo permitirá la correcta visualización de unos 20 meteoros a la hora, frente a los 100 de años en los que el astro lunar decidió ocultarse.

De todas formas, el mejor momento para deleitarse con los meteoros será en la noche del viernes 12 al sábado 13.  Podemos aprender unos buenos consejos para observar la lluvia de estrellas en esta página, aunque lo mejor siempre es alejarse de las ciudades (son fuentes de luz que dificultan la visión del cielo) y permanecer tumbado.  Así pues, disfrutad de la lluvia de estrellas y ¡dejad vuestras fotos!

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada, tal vez también te gusten:


Tiempo de lectura: 4 min.

Ya hemos visto previamente en este blog que existen muchas similitudes entre organismos vivos y otros que aparentemente son inertes, pero que disfrutan de unas características que bien podría dotarles de una cierta “vida”.  Las empresas, según su concepción tradicional, también están sujetas a un ciclo de vida: el abuelo la veía nacer y la criaba, el padre la llevaba a su edad adulta y el nieto se la cargaba con sus despilfarros.  Pero esto ya no es así, actualmente la empresa multinacional se ha convertido, más que en un ser vivo, en un monstruo de proporciones escandalosas.

Trabajo wok

¿Estás dispuesto a alimentar a tu empresa?

A estas alturas de la película nadie duda ya del tremendo poder del que disfrutan las grandes corporaciones, con sus beneficios astronómicos, sus inversiones selectivas y sus políticas de compras y fusiones.  A veces alcanzan un poderío superior al de algunos gobiernos, influyen en la economía de varios países de manera simultánea y sus directivos pueden llegar a convertirse en altos cargos de las administraciones públicas a la larga.  Las multinacionales nacen, por supuesto, en muchas ocasiones gracias a la fusión de varias empresas más pequeñas o adoptando configuraciones de holdings o trusts.  Emiten sus acciones para ampliar capital y crecen, crecen cada vez más.

Pero el monstruo también necesita alimentarse, ¿Y cuál es el alimento de la empresa?  ¿Sus productos?  ¿Sus beneficios?  No.  Sus trabajadores.  Seguramente conocerás a alguno, si no a muchos de ellos…  Son esos a los que no les importa realizar grandes sacrificios personales a cambio de pequeños logros dentro de la organización empresarial, los que prolongan sus jornadas hasta el límite de lo imaginable, los que aceptan estoicamente traslados o asumen grandes responsabilidades a cambio de vagas promesas sobre el futuro.  ¿Estás dispuesto a que tu empresa se nutra con tu sangre?

Ya las empresas casi nunca mueren.  Son fagocitadas por otras empresas, desmembradas para ser vendidas por trozos, reestructuradas en diferentes sociedades o asumido su control por el gobierno.  Se han convertido en entes inmortales, trascendiendo a sus creadores mucho más allá de sus cortas vidas, alimentándose de las ambiciones de sus directivos y produciendo, produciendo bienes o servicios cuya necesidad en la sociedad ellas mismas se han encargado de crear.

El super-hombre ha llegado, solo que no es un hombre…

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada, tal vez también te gusten:


Tiempo de lectura: 3 min.

En un mundo donde la salud está cada vez más valorada y buscada no cabe la posibilidad de impedir avances científicos que mejoren nuestra calidad de vida.  Desgraciadamente, el Ministerio de Ciencia e Innovación no opina lo mismo, tal y como relata Mariano Barbacid en su artículo de esta mañana.

Mariano Barbacid, director del CNIO

Mariano Barbacid, director del CNIO

En 2010, el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) realizó un importante descubrimiento: los inhibidores de quinasa c-RAF podrían ser beneficiosos para los pacientes de cáncer de pulmón.  Sin embargo, cuando Barbacid (director de CNIO) presentó el proyecto de investigación al Ministerio de Ciencia e Innovación, éste le negó la financiación alegando falta de fondos, a pesar de que el 25% del presupuesto para ese año no se empleó par nada (El País, 02/04/11).

Ante la negativa se impulsó la búsqueda de fondos privados que permitieran continuar la investigación, encontrándose inversores dispuestos a aportar 10 millones de euros anuales y adjuntando informes de viabilidad por parte de dos catedráticos de derecho administrativo.  Pero el ministerio consiguió dos informes negativos que bloquearon la autorización para permitir la financiación privada.  Ni come ni deja comer.

¿Qué interés tiene el Ministerio de Ciencia e Innovación para bloquear la investigación contra el cáncer?  ¿Quién sale beneficiado de la falta de fármacos?  ¿Quién gana dinero con la enfermedad de los demás?  Y… ¿Por qué el Ministerio lo permite?

La verdad nos hará libres.

Si te gustó este artículo quizá te interese:


Tiempo de lectura: 4 min.

Mucho no, muchísimo se ha hablado sobre la conveniencia de adquirir un vehículo que utilice como combustible el gasoil frente a otro que queme gasolina.  Los coches diésel tienen un menor consumo específico (se reduce el coste por kilómetro), aunque inicialmente representan un desembolso mayor, pues son más caros que los de gasolina.  Para arrojar un poco de luz sobre el velo de oscuridad que este tema representa, y a sabiendas de que la literatura en este ámbito es extensa, vamos a realizar una comparativa entre dos coches muy parecidos, en sus versiones diésel y gasolina.

Motor de gasolina:

  • Modelo: Ford Focus 1.6
  • Combustible: gasolina.
  • Consumo mixto específico: 6 litros cada 100 km.
  • Precio de adquisición: 17850 €

Motor diésel:

  • Modelo: Ford Focus 1.6
  • Combustible: gasoil.
  • Consumo mixto específico: 4.5 litros cada 100 km.
  • Precio de adquisición: 19615 €

Tenemos también en cuenta que los precios medios del litro de combustible son de 1.32€ para la gasolina y 1.30€ para el gasoil, a fecha de Marzo de 2011.  Con estas premisas fabricamos una tabla, en la que la línea verde representa el coste de adquirir y rodar con el coche de gasolina, mientras que la línea blanca nos muestra lo mismo para el coche diésel.

Diesel o gasolina
Existe muy poca diferencia entre los costes de un coche diesel y su equivalente en gasolina

Como podemos ver, es a partir de los 9000 km cuando el coche de gasoil empieza a ser rentable.  Es importante notar que los factores que se han tenido en cuenta en el cálculo son los arriba mencionados y no se han considerado (por ser muy variables) otros como éstos:

  • Coste e las revisiones anuales (los diésel son más caros).
  • Coste del seguro (los diésel son más baratos).
  • Posibles reparaciones (los diésel son más caros).
  • Coste residual del vehículo (los diésel se pueden vender más caros).

Pero la gráfica sí que nos da una idea bastante aproximada de la realidad.  Si vamos a utilizar el coche de manera ocasional nos convendrá uno de gasolina, mientras que si hacemos gran uso de él será más barato decidirnos por el diésel.  Además, hay que pensar en la financiación.  Los intereses serán más elevados para los coches más caros, lo que puede llegar a inclinar la balanza en favor de los de gasolina (siempre que estos últimos se paguen al contado).

Si nos atenemos al concepto medioambiental, es bueno saber que los coches de gasolina contaminan menos que los de gasoil.  La combustión de un fluido más refinado como la gasolina será de mayor calidad que la del aceite que compone el combustible de los motores diésel.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada tal vez también te gusten:

La verdad sobre la gasolinaLa verdad sobre los coches eléctricosLa verdad sobre la luz: ahorrar en la factura


Los universos son como seres vivos.  Nacen a partir de un Big Bang o una singularidad (una única célula) y se expanden con rapidez, creciendo en el tiempo y el espacio, tomando forma, dividiéndose en galaxias y, en algunos casos, albergando vida en su interior.  Los universos también mueren.  Ya sea con un Big Crunch (aunque suene a chocolate), una expansión infinita o rendidos ante el caos que trae la pérdida total de energía.

Comparación entre estructuras del universo y de la vida

El átomo y el sistema solar, la molécula y la galaxia, la célula y el clúster... ¿No es el universo como un ser vivo?

Nuestro sistema solar es totalmente comparable a un átomo.  En torno a un núcleo (el sol) orbitan un número determinado de electrones, que son los planetas.  Los sistemas solares se agrupan en galaxias, al igual que los átomos se unen entre si para formar moléculas.  Pero ahí no acaba la cosa, sino que las galaxias también forman grupos, llamados clústers, de la misma manera que las moléculas forman células.  Asimismo, los clústers se unen en superclústers, las células se agrupan para dar lugar a los tejidos.  Y los superclústers se juntan en filamentos, como los tejidos forman órganos.  El universo está formado por dos tipos de estructuras: los filamentos y el vacío, de la misma manera que todos los órganos forman un ser vivo, que también está mayoritariamente vacío por dentro (aunque hay unos más vacíos que otros).

Si pudiéramos crecer indefinidamente seríamos capaces de darnos cuenta de las estructuras que forman el universo.  Primero veríamos el sistema solar, similar a un átomo.  Si siguiéramos creciendo podríamos ver como van apareciendo moléculas, células, tejidos y órganos.  Si creciéramos tanto que pudiéramos tener al universo en nuestras manos, tal vez nos sorprendería lo que viéramos… ¿Será un ser vivo, como un ratón? ¿Será inteligente?  Ese ser hipotético será TODO lo que existe y estará formado por TODO lo que conocemos, lo que ignoramos, lo visible y lo invisible, toda la verdad, toda la vida, estará por encima de todas las cosas… por encima de la vida y la muerte.

Igualmente, nosotros mismos estamos formados por células y moléculas, que serán a su vez los clústers y las galaxias que forman el universo de  nuestro cuerpo.  En un diminuto electrón, que pertenece a un pequeño átomo de hidrógeno, de una minúscula molécula del agua que bebimos esta mañana, hay un microser apaciblemente sentado en su infinitesimal mundo.  Tal vez ese microser sea inteligente, quizá tenga la capacidad de preguntarse a sí mismo por la naturaleza del electrón sobre el que vive, del átomo de hidrógeno, de la molécula de agua, de la galaxia a la que pertenece, del universo que lo alberga y sobre la posibilidad de que el universo sea como un ser vivo.  Tal vez el microser rece a su microdios, quizá eleve sus plegarias para que sean escuchadas por una conciencia superior, de la que él mismo forma parte y que contiene todo lo que le rodea.

¿Habéis escuchado alguna vez las plegarias de vuestros microfieles?  Yo sí, pero no doy abasto para acabar con toda la injusticia que hay en mi universo.

La verdad nos hará libres.


Desde tiempos remotos el hombre ha buscado todo lo que no tiene, lo difícil y lo remoto.  Algunos quisieron volar, otros vencer a la muerte, llegar al centro de La Tierra o poner un pié en La Luna.  Algunas metas son imposibles pero otras ya se han alcanzado o se alcanzarán en el futuro.  De entre todos los objetivos inalcanzables siempre me ha atraído la búsqueda alquímica, la obtención de la piedra filosofal a la que se le atribuía la propiedad de convertir el plomo en oro, la transmutación de los metales innobles en metales nobles.  Por lo visto el proceso de obtención de la preciada piedra duraba años y se exigía del alquimista una elevada inversión de tiempo y dinero, además de mantener un fuego encendido durante todo el proceso.  Al final se obtenía una limitada cantidad de piedra (en realidad se parecía más a la arena que a otra cosa) y no estaba muy claro que fuera de interés económico, pues la piedra filosofal se iba gastando con el tiempo.  Pero claro, que se sepa, nadie lo consiguió nunca.

Alquimista

Alquimista persiguiendo el sueño de la piedra filosofal

Pero ahora resulta que sí que es posible transformar el plomo en oro.  Mediante reacciones nucleares es posible arrebatarle al átomo de plomo tres de sus ochenta y dos protones, con lo que lo habremos transformado en un bonito, brillante y preciado átomo de oro (Auuuuuuu!!!!!).  Seaborg lo hizo, y le pusieron su nombre a un elemento.  Pero al punto se dieron cuenta de que el coste invertido en el proceso superaba con mucho el valor del oro obtenido.  Esto me da mucho que pensar…

  • Se puede luchar durante años por alcanzar un sueño, una meta, todos podrán decir que es imposible y que nunca lo lograrás.
  • Finalmente, tras años de esfuerzo, de nadar contra corriente, de capear el temporal, de infinidad de noches de insomnio, la meta puede ser alcanzada y todos se quitarán el sombrero ante tu valioso logro.
  • Pero echando cuentas, con la mano en el corazón (perdón, en el bolsillo de la calculadora), puede ser frustrante descubrir que el coste y el esfuerzo invertido para alcanzar tu cima sobrepasa el beneficio que has obtenido, que has trabajado durante veinte años para descansar tres, que has invertido toda tu vida para realizar un viaje de tres meses, que has gastado todos tus ahorros en un barco que con suerte disfrutarás tres días…

No quiero ser pesimista pero si quiero hacer notar que hay que medir muy mucho el coste de lo que vamos a emprender y el beneficio que obtendremos por ello.  Como la piedra filosofal, las quimeras pueden ser conseguidas… a precio de oro.

La verdad nos hará libres.


Hay temas de los que no hablo porque no entiendo de ellos.  De otros no hablo porque no quiero entender.  De algunos hablo a todas horas y de otros sólo hablo cuando me preguntan.  A esta última categoría pertenece el mundo de la energía eléctrica, tan difícil de comprender para los no iniciados.  Amigos y conocidos han llegado a plantearme preguntas interesantes sobre la electricidad, y las respuestas a esas preguntas son tan esclarecedoras que descorren el tupido velo que tiñe al electrón en movimiento con un halo de misterio.  Allá van, una por una:

¿Es verdad que la electricidad se mueve a la velocidad de la luz?

No, no es verdad.  La electricidad son electrones en movimiento en el seno de un material, partículas que poseen una pequeña masa.  Para que algo se mueva a la velocidad de la luz, sería necesario proporcionarle una energía casi infinita (la energía es igual a un medio de la masa por la velocidad al cuadrado) y como en el mundo no existe ninguna fuente de energía infinita, no es posible que nada que tenga masa (por pequeña que sea) pueda moverse a la velocidad de la luz.  Sólo aquello que no tenga masa (como los fotones y las ondas de radio, por ejemplo) pueden viajar a la velocidad de la luz.

¿Se puede almacenar la electricidad?

No, no se puede.  Ya hemos dicho que la electricidad es un movimiento de electrones, y como no podemos “guardar” el movimiento, no es posible almacenar la electricidad.  Para que lo entendamos: se puede almacenar el aire, pero no el viento.

¿Y qué pasa con las pilas? Ahí se guarda electricidad.

En realidad, no.  En las pilas se guarda energía química, que produce una diferencia de potencial ente sus polos (positivo y negativo).  Sólo al unir sus polos mediante un conductor, la energía química genera el movimiento de los electrones.

Si no se puede guardar la electricidad… ¿Qué se hace con la que “sobra” de las centrales?

No sobra nada.  Se genera exactamente la que se está consumiendo en cada instante.  Si muchos hogares apagan la luz a la vez, las centrales generarán menos electricidad para compensar la caída del consumo.

¿Por qué me da calambre si toco un cable en tensión?

El calambre es la sensación de la electricidad pasando por tus nervios.  Provoca una contracción involuntaria de los músculos, que puede hacer que te quedes “pegado” o “agarrado” al cable sin poder soltarlo.  Por eso nunca hay que tocar un cable con la palma de la mano.  En caso de hacerlo (ni se os ocurra) es mejor con el dorso de la mano, ya que el espasmo recibido os aleja del peligro.

enchufe

¿Qué es lo que mata, la tensión o la intensidad?

Ninguna de las dos cosas (o las dos cosas a la vez).  Lo que realmente mata es la potencia liberada en el momento del calambre, que es lo que va a producirte las quemaduras.  Por otro lado, si la corriente eléctrica tiene suficientes niveles de tensión e intensidad y atraviesa el corazón, puede provocar que éste entre en fibrilación, deteniendo el flujo sanguíneo.

Me han dicho que la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma ¿Es verdad?

Aunque eso constituye el principio de conservación de la energía de la primera ley de la termodinámica, es sólo una verdad a medias.  Es cierto que en un proceso energético la energía no se destruye, sino que se transforma en otro tipo de energía.  Lo que pasa es que ese nuevo tipo de energía siempre es menos “aprovechable” que el anterior.  La energía siempre se “degrada”.  Ejemplo: si enchufamos un ventilador para estar fresquitos, no toda la energía eléctrica que consume el motor se emplea en mover las aspas, parte se convierte en calor por el efecto Joule, esa energía no la hemos aprovechado, se ha degradado.  Cuando se degrade toda la energía del universo, se producirá la muerte térmica del mismo.

Y tú… ¿Tienes más preguntas?

La verdad nos hará libres.

A %d blogueros les gusta esto: