Tag Archive: dinero



“Este país atraviesa un momento delicado, tenemos que asumir enormes sacrificios para que podamos salir de la crisis que nosotros mismos hemos provocado con nuestros abusos y nuestras deudas, por querer vivir como los ricos siendo pobres, por nuestro egoísmo y materialismo.  Por eso, ahora, austeridad y ¡a pagar por los servicios básicos!“.

No, no os habéis equivocado de blog, estáis en “Nada más que la verdad”.  Este es el discurso con el que nos bombardean a diario, una mentira que, a fuerza de repetirla en la tele a todas horas, nos estamos creyendo a pies juntillas.  Una mentira que ha llevado a la ruina a casi seis millones de familias, una mentira que trastorna la visión que la mayoría de la gente tiene de la realidad.  Pero, por suerte, es una mentira que ha sacado a las calles a cientos de miles de personas en todo el país.

Indignados en Algeciras (12M-15M)

Indignados en Algeciras (12M-15M)

La BBC habla de decenas de miles de personas en Madrid, aunque fuentes del Ministerio de Interior rebajan esa cifra a treinta mil.  La misma fuente cita que “no menos de cuarenta y cinco mil personas se congregaron en Barcelona”, aunque para el ministerio no superaran los veinte mil.  Las autoridades anunciarion que no desalojarían Sol a menos que se acampase, pero lo cierto es que a las cinco de la madrugada ya estaban desalojando y deteniendo a gente. Yo no soy muy aficionado al campismo, pero creo que permanecer en una plaza por menos de diez horas no es acampar.

Manifestación en Algeciras (12M-15M)

Manifestación en Algeciras (12M-15M)

El aniversario del 15M ha llegado en un momento perfecto para avivar la llama de la protesta.  En medio de fuertes y crecientes recortes que solo benefician a los bancos y los especuladores (pobrecillos, no vaya a ser que no puedan cobrar sus bonos millonarios), en medio de un maremágnum de desigualdades y dramas sociales, en mitad de una tempestad de mentiras a voces y verdades calladas, se alza la clama del pueblo.

Desgraciadamente no es más que una vocecilla.  Los cientos de miles de indignados deberían haber sido millones (concretamente, 5.639.500 según el instituto nacional de estadística).  Cada vez me sorprende más el buen trabajo que están haciendo los poderes fácticos.  Como el  “Sálvame” y el Real Madrid callan las voces de los que deberían de estar acampados, no solo en Sol, sino en todas las demás plazas.  Porque estoy seguro de que más de cinco millones de personas y sus familias no caben en todas las plazas de España.

La verdad nos hará libres.

Fotos: Nada más que la verdad

Si te gustó esta entrada, compártela usando los botones sociales que encontrarás más al final del texto o déjanos un comentario para que tu voz sea escuchada y no clame en el desierto, además tal vez también te gusten:

Sistema electoral españolLa verdad sobre las manifestaciones del 15MLa verdad sobre ¡Indignaos!

 

Anuncios

Hay quien dice que tanto el 15M como el 15O son dos hechos aislados, actos esporádicos sin ninguna continuidad que generarán rechazo más que otra cosa.  Otros cuentan por las redes que los perroflautas dejarán de manifestarse el día que sus papis del PP salven a este país de la debacle (cosa que, según ellos, ocurrirá el 20N).  Los menos tachan a los manifestantes de cábilas y cafres, mencionando solo los pocos actos de violencia que se dieron en la jornada del sábado. Quien dé crédito a estas habladurías o crea lo que cuentan esos medios tendenciosos y sesgados no alcanzará nunca a comprender el trasfondo de la cuestión.

Manifestación 15O Madrid

Cientos de miles de indignados se dieron cita en Madrid

Sobran motivos para estar indignados.  Los mercados manejan a los gobiernos para que sigan asegurando sus pingües beneficios especulativos a costa del trabajo del pueblo y el recorte de servicios sociales básicos, pagando con sudor y sangre los intereses de una deuda que lastra como una losa la economía mundial pero que, sin embargo, no interesa que sea pagada.  ¿Y qué hace el pueblo mientras tanto?  Atrincherarse detrás del cristal de la televisión, acurrucarse con las ayudas del estado y esconder la cabeza entre los cojines del sofá para, siempre de forma voluntaria, no ver lo que está pasando ahí fuera.

Nunca debió llegarse a esta situación.  Nunca debimos permitir que existan unos señores que generan capital del capital, que perviva un sistema económico en el que solo se puede hacer dinero del dinero, en el que el trabajo no vale prácticamente nada y donde lo único que cuenta es TENER.  Si no tienes nada, nunca tendrás nada porque tu propia necesidad te lo impide, tu trabajo no vale nada así que jamás levantarás la cabeza del suelo o desviarás la mirada del “Sálvame deluxe“.  Por cierto, cuando descubrí que Belén Esteban tenía una web, me planteé muy seriamente cambiar de medio y repartir panfletos.

Manifestación Cádiz 15O

Otras ciudades, como Cádiz, también se sumaron a la protesta global

Pero el 15 de octubre será recordado como el día en que se demostró que aquello que comenzó el 15 de mayo no fue la locura de unos pocos.  Cada vez más gente se da cuenta de que la solución no pasa por quitarle al pobre lo poco que tiene para salvar a los bancos, que seguir engordando a la nobleza política solo lleva a un desastre aún más profundo, que no puede ser que el 90% de la riqueza esté en manos del 10% de la población mundial.  Cada vez somos más los que ya estamos cansados de ser títeres en manos de los mismos de siempre, cada vez somos más los que nos damos cuenta de que la época de recoger el algodón ya pasó.

Más de mil ciudades en todo el mundo se levantaron el 15O, las cifras hablan de millones de personas en decenas de países.  Un levantamiento de tamañas características no puede (ni debe) ser ignorado.  El 15O se avivó la llama de la esperanza, se vislumbró levemente la esquina de una gran pancarta en la que reza el lema de “Otro mundo es posible“.  Otro mundo en el que el pueblo sea el protagonista, otro mundo donde las decisiones políticas beneficien a la mayoría y no solo a cuatro o cinco “barones”.  Otro mundo donde no haga falta indignarse, donde no existan dictaduras (ni militares, ni mercantiles), donde cuente más “ser” que “poseer”, donde no existan drogas sociales (fútbol, telebasura…), donde la información circule libremente y todos tengamos capacidad para comprenderla y asimilarla.

Demuestra que crees en ese mundo.

La verdad nos hará libres.

Fotos: Cádiz (Javier Fuentes), Madrid (@mOOnwatching)

Si te gustó esta entrada, tal vez también te gusten:

15M el movimiento no decaeLa verdad sobre ¡Indignaos!La verdad sobre las manifestaciones del 15M


Nota del autor: ante la avalancha de visitas, comentarios y críticas, quiero dejar claro que los enlaces a blogs y páginas de terceros reflejan siempre la opinión de otros y se muestran aquí con la única intención de ilustrar el artículo, nunca como noticia ni como verdad absoluta.

Ya son varias las personas de mi entorno que han decidido abrir cuentas en Triodos Bank, alegando que se trata de un banco ético y sostenible.  Como se trata de gente muy coherente y sensibilizada con los temas sociales era paso obligado investigar un poco el asunto.  Como la propia entidad anuncia, “Triodos Bank es un banco independiente que solo financia empresas e iniciativas que, además de ser rentables, mejoran la calidad de vida de las personas y respetan la naturaleza”.  Suena muy bien, pero… ¿de verdad puede un banco ser ético?

Recordemos que la iglesia consideraba la usura como un pecado durante la edad media así que, a priori, prestar dinero con intereses no parece muy ético.  Pero claro, también era pecado interpretar la biblia a tu manera, así que el ejemplo no es muy representativo que digamos.  De todas formas es algo que todos los bancos hacen así que lo pasamos por alto.  Sí es verdad que Tridos apoya las iniciativas sociales, medioambientales y otras relacionadas con la cultura y con el ocio.  También resulta que son muy transparentes y publican sus resultados con total claridad.  Dan un interés que no está del todo mal… pero analicemos su publicidad (los comentarios en verde son míos):

  • Cuenta de ahorro con total disponibilidad de su dinero.  Hombre, faltaría más que no tuviéramos nuestro dinero disponible.
  • Ahorre fácilmente cada mes sin comisiones de apertura, gestión ni mantenimiento.  Esto lo hacen muchas entidades, pero la verdad es que está bien.
  • Puede donar parte de su interés a la ONG que usted decida.  Je, resulta que los éticos somos nosotros, no ellos…
  • Con la tranquilidad de saber qué hace el banco con su dinero.  Al menos en parte tienen razón.
  • Un 1,25% T.A.E. (1,24% interés nominal anual) con liquidación y abono mensual de intereses.  Esto también está muy bien, otras cuentas dan menos o nada.

Pero resulta que también hay críticas.  Hay un señor que escribe un blog en el que critica a Triodos porque dice que financia clínicas homeopáticas que (según él) venden pastillitas de azúcar a precio de medicinas.  Personalmente albergo serias duda contra este tipo de tratamientos que se basan más en el placebo que en otra cosa, en eso estoy de acuerdo con Jesús.  Lo curioso es que este señor llegó a escribir a Triodos criticando esa actitud e incluso llegó a recibir respuesta a su mail y comentarios en su blog por parte del departamento de comunicación.  Punto a su favor (por ambas partes).

Por otra parte, los orígenes del banco están muy relacionados con una organización un tanto esotérica, la Antroposofía.  Esto no tiene porqué conllevar ningún inconveniente de por si, pero según cuentan antiguos empleados, para llegar a ser alguien dentro de la entidad hay que estar vinculado a los antropósofos y a su organización.  Tampoco es nada fuera de lo común, pasa en todas partes, los amigos de los jefes son los que ascienden.  Pero en una entidad que se autodenomina “ética” queda un poco peor, ¿no?  Hay más, resulta que Triodos mantiene relaciones comerciales con la Fundacion Ashoka, creada y financiada por el magnate del amianto Stephan Schmidheiny, quien a sabiendas que el amianto producía cáncer, calló y nunca dijo nada a sus trabajadores.  Está regular, por no decir fatal.

Como decía super-ratón, no se vayan todavía que aún hay más.  Por lo visto los éticos de Triodos financian a la Fundación O´Belén, organización supuestamente “sin ánimo de lucro” creada a finales de los 90 por un grupo de políticos y empresarios que pretendían aprovechar la privatización de los servicios sociales que comenzaba en aquel momento.   Esta organización mantiene centros de menores y, según esta página, ya han ocurrido varios episodios de malos tratos (e incluso muertes) a infantes.  Según su política, no deberían financiarlos, ¿tú qué opinas?

Terminamos con un refrán que viene muy al caso, dada la cantidad de entidades financieras esclavizantes y alienantes: “en el país de los ciegos, el tuerto es el rey”.  Tiene guasa la cosa.

La verdad nos hará libres.

Nota del autor (09/08/12): a estas alturas ya han pasado por aquí el departamento de comunicación de Triodos para desmentir algunas de las criticas vertidas en las páginas que enlazo, así como detractores de la Fundación O’Belén (que también dan sus razones).  Quiero dejar claro que no es mi intención lanzar acusaciones ni encumbrar a nadie, tan solo presentar unos presuntos hechos para dar lugar al debate.

Si te gustó esta entrada, no dudes en compartirla usando los botones sociales que encontrarás más abajo, votarla en las estrellas amarillas del principio del texto o dejarnos un comentario para que podamos seguir mejorando.  Además,  tal vez también te gusten:

La verdad sobre la banca cívicaLa verdad sobre los mercadosLa verdad sobre el banco de bienes


Es el tema de moda.  Hay quien dice que volver a instaurar un impuesto sobre el patrimonio es un gran error que no nos va a sacar de la crisis (entre ellos, Emilio Botín), mientras que hay sectores que defienden a ultranza este impuesto, que grava a las grandes fortunas.  Sin embargo, ¿sabemos de verdad quiénes son los que van a tener que pagar?

El presidente del Santander "ve muy mal" el nuevo impuesto

El presidente del Santander "ve muy mal" el nuevo impuesto

Pues bien, resulta que todas aquellas personas físicas que posean bienes o derechos por valor superior a 700.000€, con la excepción de la vivienda habitual (que puede ser de hasta 300.000€, una buena choza, ¿no?).  A todo lo que uno posea hay que restarle lo que uno debe, así la mayor parte de los mortales nos libramos de pagar gracias a las maravillosas hipotecas que nos hacen ser poseedores de un patrimonio negativo según este baremo.  Aclaramos: si tengo posesiones por más de 700.000€  y mi casa ya está pagada, me toca endiñar la pasta.

Otro asunto es la cantidad a pagar, que dependerá de en cuánto exceda el valor de nuestras posesiones de los consabidos 700.000€.  Lo podemos ver en esta tablita, muy descriptiva pero que no entiende ni el que la hizo.  Para aclarar las cosas podemos señalar que pagaremos más porcentaje cuanto más tengamos, igual que en la declaración de la renta.  O sea, cuanto más me pase de los 700.000, más pagaré.  Por ejemplo, si tengo 3 millones de eurazos, acabaré pagando 20.700 eurillos.  Sin embargo, por un milloncejo de nada solo me cobrarán setecientos míseros euros.

Ahora bien, ¿a cuánta gente afecta este impuesto?  Según el ministro José Blanco, solo a 90.000 personas y se espera recaudar la friolera de dos mil millones de euros.  Hay datos curiosos… si estás casado el patrimonio del matrimonio (je) tiene que llegar a dos millones de euros para tributar, con lo que ¡seguro que muchos ricos contraerán nupcias antes de que acabe el año!

A primera vista parece lógico que los que más tengan, más impuestos paguen.  Pero recordemos que esta tasa existió hasta el 2007, justo cuando empezó la crisis, ¿no es extraño que se eliminara el impuesto a los que propiciaron la recesion? En cambio se aumentaron otros impuestos de carácter general, como el IVA.  Resulta que los platos rotos los pagamos siempre los mismos.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada, tal vez también te gusten:

Crisis y multinacionalesSistema electoral españolSubsidio del paro


En tiempos difíciles como éstos todo ahorro es bueno, así que cualquier iniciativa para ahorrar es bienvenida, sobre todo en la dolorosa factura de la luz.  En la televisión anuncian unos aparatitos que, simplemente enchufándolos, aseguran un ahorro del 30% en la factura.  Puedo deciros con conocimiento de causa (estudié ingeniería) que estos aparatos realmente funcionan si tenéis en casa aparatos como: tubos fluorescentes, bombillas de bajo consumo, ventiladores, lavadoras… Pero, ¿Y si os dijera que es posible reducir a cero la factura de la luz?

La tan temida factura de la luz

¿Contrato con Iberdrola, con Fenosa...? Mejor ¡ninguna!

Vamos a tomar como ejemplo una vivienda típical spanish con 3 dormitorios, cocina, salón, baño y pasillo.  Sus propietarios cuentan además con termo, cocina y horno eléctricos.  La potencia a instalar en la cocina será de 5400w.  Usando bombillas de 60w y teniendo en cuenta la tele, el ordenador, secadores de pelo y similares en cantidades razonables podemos considerar que la potencia necesaria  para el resto de la casa será de 2000w.  Pero en realidad nunca tenemos todo encendido, así que aplicamos un coeficiente de simultaneidad de 0,7 y nos quedamos con unos 5500w.  Con esto, la factura de la luz es de aproximadamente 100€ mensuales.

Ahora empieza la aventura.  Resulta que nos hemos comprado un unifamiliar nuevecito y queremos ahorrarnos esos 100€ para llegar mejor a fin de mes.  Así que empezamos a recortar, lo primero es instalar cocina, horno, frigorífico y lavadora de gas (parece mentira pero existen y cuestan casi igual que los eléctricos).  Así gastaremos butano, pero solo 13€ al mes.  Y luego cambiamos la iluminación por bombillas de bajo consumo, que ya hemos visto que es rentable.  Je, también compramos el aparatito de la tele, que se llama Power Optimiser y funciona de verdad.  No gano nada con publicitarlo aquí, pero por el mero hecho de ayudar ya merece la mención.  Con estos recortes, la simultaneidad y el aparatito nuestra potencia será de unos 1000w.  La hemos reducido a una quinta parte.

¿Podemos hacer algo más?  Sí, y mucho.  Instalamos un calentador de agua solar que cuesta unos 700€ y nos cepillamos el termo eléctrico para siempre.  Luego, aprovechando que vivimos en un unifamiliar instalamos 2 bonitos aerogeneradores domésticos que nos dan 800w por 2400€.  También ponemos 3 placas fotovoltáicas que brindan 360w (1800€).  Hay que combinar las tres cosas porque no siempre va a haber viento y de noche está claro que sol no hay.  Resulta que entre la instalación, las baterías y las subvenciones la broma ecológica sale por 4400€.  Parece mucho, pero la realidad es que con esto ya no necesitamos tener un contrato de la luz.

Acabamos con lo más divertido, el retorno de la inversión.  Con la luz normal pagamos 100€ al mes, con el tema de las renovables pagamos una inversión de 4400€, 13€ de butano y unos 100€ anuales del técnico de mantenimiento de los equipos.  Aún así, al final del quinto año hemos amortizado la inversión y lo que es mejor: nunca más pagaremos la factura de la luz.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada tal vez también te gusten:

hipotecas ahorrar o pedirbombillas de bajo consumoCómo ahorrar en tu hipoteca


Tiempo de lectura: 5 min.

Desde la famosa “Crisis Ninja” de Leopoldo Abadía el tema de las hipotecas está a la orden del día.  Unos dicen que son el motor de la economía del país, otros que son la única manera de ser propietario y los más radicales que son un lastre social.  Hasta ahora nadie se había planteado el hecho de adquirir una vivienda sin pedir una hipoteca dado los precios son tan elevados que parece irrealizable.  Pero… ¿Es realmente tan difícil?

Casa, dinero, hipoteca...

¿Es posible pagar la casa a tocateja?

Vamos a estudiar un caso práctico.  Supongamos que acabamos de finalizar nuestros estudios universitarios, como ahora está vigente el plan Bolonia, las titulaciones son de 4 años, así que para ese entonces tenemos 22 añitos.  Como  por suerte somos unos chicos JASP, conseguimos un trabajito que no está nada mal en el que cobramos la nada desdeñable cantidad de 25.000€ brutos anuales.  Después de pagar nuestros impuestos contamos con 19.662 euritos para gastar.  O para ahorrar.  Con estudios y trabajo nuestra novia comienza a presionar, así que nos vemos en la tesitura de tener que comprar una casa, nada del otro mundo, un apartamento de dos habitaciones por el módico precio de 120.000€.  De momento, y tras estudiarlo un poco, nos encontramos con tres posibles alternativas:

Caso 1:  Comprar, pagar.

Como lees.  Primero compramos la casa y luego la pagamos.  El banco nos presta el dinero, obviamente.  A un interés total del 3% (razonable) y con un plazo de 25 años nos queda una hipoteca de 569 eurazos.  Cinco lustros pagando y la ventaja de disfrutar de la casa desde el primer año.  El problema es que al final la broma nos sale por 170.700€, que son 50.700 euros más que el precio inicial.

Caso 2:  Ahorrar, comprar.

Suena extraño, pero es posible.  Imaginemos que nos quedamos en casa de papá y ahorramos cada mes los 569€ que costaría la hipotética y patética hipoteca.  A eso le sumamos unos 210€ mensuales en concepto de recibos (luz, agua, gas, teléfono, seguros, ibi, comunidad), con lo que AL AÑO nos encontramos con 9348€ en nuestra cuenta.  Resulta que hemos estudiado económicas, así que sabemos manejar un poquito el dinero y lo invertimos a un plazo fijo anual del 4%.  Al año siguiente reinvertimos lo ganado, lo anterior y lo ahorrado durante el segundo año, y así sucesivamente.  Recordemos que los 4 últimos años podremos desgravarnos gracias a las cuentas de ahorro-vivienda, que permiten aumentar el ahorro en 1352€ anuales, que también sumamos al plazo fijo.  Resulta que al final del año 10 nos encontramos con 129.763€, así que podemos pagar la casa a tocateja y encima contamos con 9763€ para darnos un homenaje.  Viviremos en casa de nuestros padres hasta los 32 años (mucha gente lo hace) pero nunca jamás le deberemos dinero al banco.

Caso 3:  Ahorrar, comprar, pagar.

Para no ser drásticos analicemos también un caso intermedio.  Ahorramos durante 4 añitos y luego pedimos una hipoteca.  Recordemos que podemos desgravarnos gracias a la cuenta ahorro-vivienda y que reinvertimos las ganancias en un plazo fijo.  Así, nos encontramos al final del año 4 con 55.907€, compramos el piso y pedimos el resto.  Pagaremos 529€ durante 12 años, con lo que hemos reducido el plazo total de compra de 25 a 16 años.

Por supuesto, todo esto se reduce a la mitad si nuestra novia también trabaja, que para algo ha estudiado la chiquilla.  De esta forma, con el caso 2 (ahorrar, comprar) podemos estar viviendo en nuestro piso en solo 5 años, sin hipoteca.  ¿Lo véis claro?

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada, tal vez también te gusten:


Desde hace ya algún tiempo, en los foros y reuniones sobre política y bienestar social ronda una pregunta que nos trae a todos de cabeza.  A pesar de la crisis, a pesar de los cinco millones de parados, a pesar de los abusos de los bancos, de los millones de trabajadores en precario, sin contrato y sin derechos, a pesar de que estudiar sirve de bien poco… ¿Por qué la sociedad española no se levanta contra el gobierno?  ¿Será que no son conscientes de la realidad, que no se han enterado de los escándalos de corrupción, de que las mismas empresas que los exprimen alcanzan beneficios monstruosos?  ¿Será que no leen los periódicos, no ven la televisión y no conocen la situación de su vecino?

Rellena el formulario

Rellena este formulario y firma tu conformismo de por vida

Nada de eso.  La sociedad española (y por extensión, la mundial) es muy consciente de todo ello.  Sabe perfectamente la magnitud de la gran sequía económica a la que nos tienen sometidos.  Entonces… ¿Por qué el pueblo no se levanta? El movimiento 15M por fin parece que está llevando a cabo una campaña de concienciación que, a mi juicio, es preparatoria para acciones futuras, pero de momento es a todas luces insuficiente.  Para contestar a LA PREGUNTA necesitamos antes conocer un poco sobre revoluciones que ocurrieron en el pasado.

La revolución francesa (1789), por ejemplo, la propiciaron diversos factores entre los que destacaban el gran descontento popular, la hambruna que sufría el pueblo y una enorme deuda externa (originada por las guerras) que oprimía a la nación.  Más recientemente, la revolución rusa de 1905 fue desencadenada a raíz de una marcha campesina que pedía mejoras laborales al zar (el Domingo Sangriento) y que acabó siendo brutalmente reprendida por los cosacos.  Hay más ejemplos, como el de la revolución cubana de 1959, donde el pueblo se levantó en armas, instigados por Fidel Castro, en contra del dictador Batista.  Las pésimas condiciones en las que vivían los campesinos cubanos propició la revolución.

Después de tantos casos de revueltas exitosas (todas ellas consiguieron derrocar al gobierno) los poderosos han aprendido que hay ciertos límites que no se pueden cruzar.  Existe una barrera imaginaria que, en caso de traspasarla, llevará al pueblo a levantarse, a alzar sus voces al unísono, a realizar sacrificios personales en favor del bien común.  En definitiva: el pueblo no puede pasar hambre.  Si al pueblo le falta lo más básico, no tendrá nada que perder y se arriesgará a todo, incluso a morir, a cambio de la posibilidad de una vida mejor.  Por eso existen cierto tipo de cosas, como el subsidio del paro, ayudas gubernamentales eternas a los necesitados, los famosos 426€, etc.  No importa cuánto se gaste, siempre será mejor que un levantamiento popular.  Además, de todas formas va a ser el pueblo el que lo pague.  Y con intereses…

Los esfuerzos deben dirigirse a erradicar la pobreza, no a paliarla.  Así nos va.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada, tal vez también te gusten:


A todas horas vemos en los telediarios noticias que hablan sobre los mercados.  Los mercados exigen reformas para España, los mercados exigen niveles altos en la prima de riesgo de la deuda española, los mercados recelan del presidente electo de Perú… parece que los mercados lo controlan todo, influyen en todo, urgen a los gobiernos a seguir sus directrices.  Los mercados necesitan saber, exigen saber el rumbo de la política.  Los mercados están íntimamente ligados al devenir de nuestras vidas, por lo tanto.  Pero, ¿Quienes son realmente esos mercados? Y lo que es más importante: ¿Quienes los controlan?

Los mercados, esos grandes desconocidos

Ojalá comprender los mercados fuera tan fácil como comparar los precios en la frutería del barrio

Cuando el simpático presentador de informativos habla sobre “los mercados” en realidad se está refiriendo a los mercados financieros.  Estos mercados financieros se componen de lo siguiente (está perfectamente explicado en este documento, pero para ahorraros sus 38 páginas, lo explico brevemente) :

  • La bolsa (mercado de capitales a largo plazo).
  • Un mercado monetario.
  • Un mercado de cambios (capitales a corto y medio plazo).
  • Un mercado de tipos de interés.
  • Un mercado de materias primas.
  • Un mercado de productos derivados.

De todos ellos el que más nos sonará será posiblemente La Bolsa.  La Bolsa es una empresa, una empresa que posibilita que otras empresas comercien con acciones y obligaciones.  Las acciones son pequeñas partes de una empresa, que cualquiera puede comprar.  Las obligaciones, por su parte, son préstamos que el que la compra ofrece a una empresa.   Así, vemos que el mercado bursátil está compuesto por las grandes empresas de un país (las que cotizan en bolsa).  El resto de “mercados” son similares, solo que los productos con los que se comercia son diferentes.

Los mercados monetario, de cambios y de tipos de interés, están integrados por los bancos centrales, los bancos privados, las empresas multinacionales, que son los que influyen en la emisión de dinero y deuda, las tasas de interés (el valor del dinero) y los valores de cambio entre las diferentes monedas.    Los mercados de materias primas y de productos derivados también los forman las grandes empresas, que acuden a ellos en busca de inputs y para vender sus excedentes de outputs fuera de sus países de origen.

Total, estamos viendo que los mercados están controlados por los bancos y las grandes corporaciones.  No olvidemos a los especuladores, que mediante artimañas de ética dudosa acaparan tal o cual acción, compran una u otra materia prima para subir o bajar los precios a su antojo y así beneficiarse en el corto plazo.  Así, especuladores, bancos y corporaciones manejan los mercados a placer, son ellos los que controlan el devenir económico, los flujos monetarios, la producción de materias primas y la venta de productos y servicios.

Ahora volvamos al principio.  Los mercados exigen “cosas” a los dirigentes políticos, que ellos corren prestos a conceder, porque “lo exigen los mercados”.  Y estas decisiones, como el abaratamiento de los despidos, la reducción de beneficios sociales para favorecer la creación de empresas, las subidas de impuestos… recaen directamente en perjuicio de los ciudadanos.  Son los mercados los que deciden, son los mercados los que gobiernan.  Y eso es lo mismo que decir que quienes gobiernan son los bancos y las grandes corporaciones.

Ahí está el verdadero problema.  Nadie ha elegido ser gobernado por esos señores.  A los políticos les votamos, pero solo para que sus hilos sean movidos por “los mercados”.   A los mercados nadie los vota, no hay elecciones para elegir al presidente del Banco de Santander ni al consejo de dirección de Telefónica.  Estos cargos son designados a dedo por los accionistas mayoritarios, que suelen ser otros bancos u otras grandes corporaciones.  Ellos se lo guisan y ellos se lo comen.

Y el pueblo, mientras tanto, nos comemos con papas nuestros inútiles votos.

¡Democracia Real Ya!

La verdad nos hará libres.


Tiempo de lectura: 7 min.

Una de las principales reivindicaciones del Movimiento 15M es la reforma de la ley orgánica del régimen electoral general.  Dicen que es tremendamente injusta y que está diseñada para favorecer el bipartidismo y “cargarse” a todos los demás partidos.  Por otra parte, esos otros partidos son minoritarios, no porque la gente les vote menos, sino porque tienen menor representación que los grandes.  Pero, ¿es realmente tan injusta la ley electoral española?  Veámoslo.

Desde 1985, año en que se promulgó dicha ley, el sistema de recuento de votos es el método de D`Hondt.  El sistema favorece un poco a las mayorías, pero la verdad es que no es ese el mayor de los problemas.  Para ahondar en la cuestión debemos irnos a los artículos 68 y 69 de la Constitución Española, donde se dice que los representantes serán elegidos tomando como unidad de recuento (circunscripción) la provincia.  Además, hay que alcanzar un mínimo del 3% de los votos en una provincia para obtener representación.  Esto consigue que, si  pocos votos están concentrados en pocas provincias, se consigue más representación que si muchos votos están repartidos por muchas provincias.

Papeletas de la últimas elecciones

Mmm... ¿Llegará mi opción al tan ansiado 3%?

Un poco lioso, ¿no? Vamos a poner unos ejemplos (pincha en los enlaces, luego en “congreso” y elige el año para ver las listas):

  • En las elecciones generales del 2000, IU obtuvo 1.263.043 votos y 8 diputados, mientras que CiU, con 970.421 votos, obtuvo 15 diputados.  Trescientos mil votos menos y casi el doble de diputados.  La razón es que los votantes del partido catalán estaban concentrados en Cataluña, y los de Izquierda Unida repartidos por toda España.
  • En las elecciones generales del 2008, UPyD (el partido de Rosa Díez) consiguió 306.079 votos y un solo diputado.  Por su parte  el PNV, con 306.128 votantes, sacó 6 representantes vascos en el congreso.  Las mismas muestras de apoyo y ¡seis veces más representación!
  • Ese mismo año, CiU (779.425 votos) sacó 10 diputados pero IU (969.946 votos) sólo obtuvo 2.  No está nada mal, con 200.000 votos menos sacas cinco veces más representación.  Algo falla.
  • En las elecciones generales de 1993, la Coalición Canaria obtuvo 4 representantes con 207.077 votantes, mientras que el ya extinto CDS, con 414.740 apoyos, ¡no consiguió ningún diputado! Claro, sus votos no estaban tan concentrados como los de los canarios, así es normal.

Y todo esto ocurre por la circunscripción provincial, que beneficia a los partidos grandes y perjudica enormemente a los minoritarios que, precisamente por el sistema de reparto de escaños, son cada vez más minoritarios.  La gente se da cuenta de que es difícil que estos partidos pequeños alcancen representación y decide no votarlos, dando su apoyo a uno u otro de los mayoritarios, pensando  que así aprovechan mejor su voto.

Por lo tanto, esta ley es aberrantemente injusta y debe ser modificada con carácter de urgencia.  Algunos propusieron recoger 500.000 firmas para llevar la propuesta al congreso, pero al tratarse de una ley orgánica sólo los grupos que ya están en el poder pueden proponerla, según la Constitución.  Evidentemente, los partidos mayoritarios la rechazarán ya que les perjudica enormemente.  Los diputados que corresponderían a los votos que no alcanzan el 3% en las provincias se reparten entre los que sí tienen representación y ahí es donde sacan la tajada extra los grandes.

Una injusticia difícil de salvar ya que los jueces son, a la vez, parte interesada.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada, tal vez también te gusten:


5 millones de parados

O más...

Decirlo más alto es díficil.  Decirlo más claro es imposible.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada, tal vez también te gusten:


Tiempo de lectura: 7 min.

Reflexionemos pues.  Como ya sabemos, el movimiento ciudadano (no se bien como llamarlo, si DRY, NoLesVotes, #spanishrevolution..) clama por los siguientes principios:

  • El fin de los privilegios de políticos y banqueros, que son casi la misma cosa.
  • La salida de la crisis económica, promovida por los únicos que sacan beneficio.
  • Cambio en el poder, no votar a los tres partidos mayoritarios (PSOE, PP y CIU).
  • Medidas propuestas para el cambio.

Todo esto está muy bien, pero el movimiento ciudadano también recibe críticas.  Vamos a ver las más importantes:

  • Se piensa que hay alguien oculto detrás de la organización, esperando sacar rédito político.
  • Otros creen que no son más que “una panda de perroflautas antisistema”.
  • Las medidas que proponen no son las adecuadas, o son de extrema izquierda.
  • Se quejan de una crisis que ellos mismos han ayudado a que se produzca.
  • El movimiento se ha producido demasiado tarde.
Varios carteles

Carteles que llaman a diferentes manifestaciones en Algeciras

Por supuesto, cada uno arrima el ascua a su sardina.  No faltan los que quieren sacar algún beneficio del movimiento, sea éste orquestado o espontáneo.  En las manifestaciones y concentraciones se han visto banderas republicanas, chapas de algunos partidos y pegatinas electorales.  En muchos casos se les ha indicado que la finalidad de las manifestaciones no es hacer campaña.  Algunos lo han entendido (la mayoría) y otros no.

Este movimiento tenía que producirse en algún momento.  ¿Es tarde?  Puede que sí, pero hubiera sido peor que no se hubiese llevado nunca a cabo.  Tenía que saltar la chispa que prendiera la tela de la indignación y esa chispa fue la manifestación del 15 de Mayo.  A partir de ahí todo (se supone) es espontáneo, ya que la organización inicial no ha convocado ninguna concentración a partir de esa fecha.  ¿Por qué antes de las elecciones?  Evidentemente, es el momento en el que causa más efecto mediático, las huelgas de transportes se hacen en días de vacaciones y las  huelgas de comercios en días de mercado.

En estos momentos hay acampadas espontáneas en todas las ciudades importantes (y otras que no lo son tanto) de España, no sólo en Sol.  Twitter hierve con las hashtags #spanishrevolution, #acampadasol, #democraciarealya y otras.  Los periódicos y blogueros empiezan a posicionarse a favor o en contra del movimiento ciudadano.  Españoles expatriados se concentran en Londres, Munich, Estambul, Bruselas, incluso en países tan distantes como Japón.

¿Es lícito concentrarse en la jornada de reflexión?  Si es para hacer campaña, está claro que no.  Pero concentrarse para reflexionar o incitar a la reflexión es perfectamente válido.  Pensemos…

  • ¿Necesitamos realmente un cambio?
  • ¿Queremos que los de siempre sigan en el poder?
  • ¿Le damos a otros la oportunidad de explorar diferentes caminos?
  • ¿Estamos descontentos con la política actual?
  • ¿Hay que avanzar hacia una democracia más igualitaria?

Si la respuesta a la mayor parte de estas preguntas es SI, ya sabes lo que tienes que hacer.  VOTA.  No votes en blanco ni hagas pintadas en la papeleta.  No te quedes en casa.  VOTA.  Busca un partido que promueva alguna política que calme tus reivindicaciones, aunque no estés totalmente de acuerdo con todo lo que ese partido proponga, VOTA.  No permitas que los de siempre sigan en el poder.  VOTA.

En cambio, si eres feliz con el estado actual del mundo, VOTA.  Manifiéstate en contra del movimiento ciudadano.  Vota a los que mandan o a los que insultan a los que mandan.  VOTA.  Quédate en casa, vota en blanco, haz dibujitos en la papeleta o vota a los que siempre has votado.  VOTA.

Piensa por ti mismo, eres capaz de hacerlo.

Cuando di de comer al hambriento, me llamaron buena persona.  Cuando pregunté por qué pasaba hambre, me llamaron comunista.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada, tal vez también te gusten:


Tiempo de lectura: 4 min.

Ahora que el tiempo de la crisis se mide ya por años, que millones de personas han perdido sus empleos y que cientos de miles de familias españolas han sido forzadas a abandonar sus casas, deberíamos vislumbrar un panorama empresarial desolador.  Las grandes empresas deberían incurrir en pérdidas, desinversiones, reducción de activos… pero la realidad es bien distinta.

Crisis!

En plena crisis, ¡suben los beneficios!

La primera multinacional que se me viene a la cabeza es una conocida marca de refrescos: Coca Cola prevé duplicar sus ingresos en nueve años hasta los 200.000 millones de dólares.  Impresionante, en plena crisis y piensa, no ya aumentar, sino duplicar sus ingresos.  ¿Será que los malos tiempos nos empujan a ahogar nuestras penas en sus chispeantes burbujitas?

Pero ahí no acaba la cosa, veamos el sector fianciero.  Pese al difícil entorno, el consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, adelantó que el grupo prevé superar este año su beneficio del pasado ejercicio. En el 2010, ya logró mejorarlo un 9,4%, hasta los 4.606 millones.   Je, dos años seguidos aumentando sus ganancias.  Hay más.  El presidente del Banco de Santander, Emilio Botín, resaltó que los resultados de 2009 son los “mejores de la historia” del banco, casi nueve mil millones de euros.

¿Y el sector energético? Es de suponer que, como hay que ahorrar, se consumirá menos energía (y menos de todo).  Pero… ¡no!  Iberdrola ganó, sólo en el primer trimestre de 2011, mil millones de euros.  Nada, lo justo para ir tirando.  Lo mismo le pasa a Endesa, principal empresa nacional de electricidad (¡ups! olvidaba que ya no es ni nacional, ni española), que triplicó sus beneficios trimestrales en 2011, hasta los 1500 millones de euros.

¿Comunicaciones?  Ono gana, Telefónica presenta EREs a pesar de dar beneficios,  y en el sector internacional, Google se presenta como un gigante de los números:  incrementando sus beneficios en un 37%.

Vergonzoso es que en los años de crisis estas multinacionales ganen cada vez más, incrementando sus beneficios hasta límites que no llegaron a soñar ni durante la época de vacas gordas.   Y el pueblo sufre recortes sociales, desempleo y apatía.  Crisis, dice la televisión.  Crisis, dicen los “mercados”.  Crisis, crisis, crisis…  ¿Crisis para quién?

Crisis para ti.

La verdad nos hará libres.

Si te gustó esta entrada, tal vez te gusten:


Tiempo de lectura: 6 min. Video: 2 min.

Una noticia me sorprendió hace pocos días en televisión.  Se trata dela oleada de robos que está ocurriendo en toda Europa gracias al método BUMPING.  Es realmente fácil, cualquiera puede aprenderlo en pocos minutos y no se necesita nada raro, ni ganzúas, ni aparatos electrónicos, ni hay que romper nada. Pero lo peor es que después del robo, al no existir violencia, las aseguradoras se niegan a responder.  Pero… ¿en qué consiste el BUMPING? Vamos a verlo con un vídeo:

Como veis, es sencillísimo.  La llave maestra debe encajar en la cerradura (ahí tienen  que ver las ranuras laterales), luego se le rebajan un poco las muescas, se le corta un trozo pequeño de la parte delantera y ¡lista!  Sólo queda introducirla en la cerradura objetivo y aplicar un golpecito seco.  La cerradura se abre sin problemas.  Bueno, eso es lo que dicen, yo no lo he probado…

Ahora es cuando empieza el dilema.  Al no existir violencia física, las aseguradoras se niegan a responder, ya que dicen que se trata de HURTO y no de ROBO.  Podrás entablar mil discusiones con la compañía de seguros, pero para llegar a alguna parte deberás seguir los siguientes pasos:

  1. Denunciar el robo ante la policía, ellos nos darán un escrito que se llama “diligencia”.
  2. Enviar una copia de la diligencia al seguro, alegando que te han robado y que solicitas el reintegro de lo robado.
  3. La compañía se negará a resarcir lo sustraído, alegando que e trata de hurto y no de robo, con lo que no está contemplado en la póliza.
  4. Ahora nosotros enviaremos una réplica, adjuntando una copia de los artículos 238 y 239 del código penal, que reproduzco a continuación:

Artículo 238. Son reos del delito de robo con fuerza en las cosas los que ejecuten el hecho cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes:

  • Escalamiento.
  • Rompimiento de pared, techo o suelo, o fractura de puerta o ventana.
  • Fractura de armarios, arcas u otra clase de muebles u objetos cerrados o sellados, o forzamiento de sus cerraduras o descubrimiento de sus claves para sustraer su contenido, sea en el lugar del robo o fuera del mismo.
  • Uso de llaves falsas.
  • Inutilización de sistemas específicos de alarma o guarda.

Artículo 239.  Se considerarán llaves falsas:

  • Las ganzúas u otros instrumentos análogos.
  • Las llaves legítimas perdidas por el propietario u obtenidas por un medio que constituya infracción penal.
  • Cualesquiera otras que no sean las destinadas por el propietario para abrir la cerradura violentada por el reo.

Por lo tanto, si nuestra puerta estaba CERRADA y alguien la ha abierto mediante el bumping,  como quiera que la llave del supuesto ladrón no es la tuya, habrá usado un método distinto del habitual para abrir la puerta, siendo reo del delito de ROBO.   En este caso, el seguro está obligado a resarcir lo sustraído, a razón de los objetos descritos en la diligencia, así que sed muy cuidadosos con lo que le contáis al policía de turno.

Yo envié la ley al seguro y me pagaron todo lo que me robaron.

La verdad nos hará libres.


Tiempo de lectura: 5 min.

Desde hace un par de semanas está en todos los periódicos y televisiones.  No se habla de otra cosa (oh, perdón, olvidaba los partidos del Barcelona y Real Madrid) y al parecer,  el rescate es inminente.  La economía va bastante mal en Portugal, y aunque no es el único país con dificultades, ni va a ser el último, parece que hay que acudir a su rescate con decisión y todos a una.  Ya en su día se rescató a Grecia y a Portugal, así que a prioriparece una buena idea… ¡salvemos a los portugueses!  Pero, ¿por qué hay que rescatar a Portugal?

El rescate de Portugal

Irlanda y Grecia se cayeron, y ahora Portugal se rinde ante los "mercados"

Resulta que la República Portuguesa debe mucho dinero. ¿A quién? dirán ustedes.  Pues a los bancos.  Se les ha pedido prestado para que el país pudiera seguir funcionando al mismo ritmo que hasta ahora.  El primer ministro, José Sócrates, dimitió porque el parlamento no quiso “ahorrar” para pagar la deuda sin ayuda externa.  Yo hubiera hecho lo mismo.  Y entonces empezaron los problemas.  Con las arcas vacías y mucha deuda acumulada Portugal ya no cumplía los tiránicos requisitos económicos que se exige a los países de la zona euro, así que los mismos países decidieron “ayudar” un poquito a Portugal mediante un rescate y de paso, mantenerla dentro del redil de la unión económica europea.

El primer paso es inyectarle dinerito fresco.  El Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo van a prestar unos ochenta mil millones de euros para salvar la economía lusa.  Pero el FMI no es una bolsa de ayuda a la que todos aportan un poquito para dárselo al que lo necesite, no señores, el FMI es una entidad PRIVADA (Fondo Monetario Internacional: deuda externa y crisis mundial, José Serulle Ramia, Jacqueline Boin, 1984, ed. iepala) en manos estadounidenses.  Desgraciadamente, el Banco Central Europeo también es PRIVADO, o sea, que pertenece a unos señores adinerados.  Estos señores son los que le prestan el dinero a Portugal para que aguante la crisis.  Pero claro, estos señores, aunque son inmensamente ricos, no poseen todo el dinero que necesita un país, así que venden la deuda a todo aquel que la quiera comprar.

Tú, pobre pequeño inversor, has decidido que debes sacar una rentabilidad a un dinerillo que te legó tu tía al fallecer.  Vas al banco y contratas un depósito al, por ejemplo, 2%.  Luego tu banco se lo presta al FMI o al BCE al 4%, y estos señores se lo prestan a los portugueses al 8%.  Tú ganas un poquito, porque tus ahorros son pequeños, pero tu banco sí que gana, ya que presta los ahorros de todo quisqui (y de las tías de todo ser viviente) a los señores de las chisteras, que son los que más ganan porque le prestan a Portugal ochenta mil millones de euros que no son suyos.  Y no sólo eso, ahora le exigen al país vecino una serie de medidas que incluyen:

  • Privatizar el sector público: Galp, Electricidad de Portugal, Portugal Telecom, banco CGD, Aeropuertos…
  • Recortes en los presupuestos: menos servicios, menos educación, peor sanidad y menos subvenciones para el pueblo.
  • Acciones para estimular la actividad económica: supresión de derechos laborales, abaratar el despido, rebajas tributarias a empresarios y rentas altas…

Je, la cosa pinta bien.  Los dueños del FMI y BCE ganan pasta.  Los bancos como el tuyo ganan pasta.  Los empresarios (los ricos) de Portugal ganan pasta.  Y toda, toda esa pasta la paga el pueblo.  La pagan los portugueses, igual que la pagaron antes los griegos y los irlandeses.

Espero que nunca tengan que rescatar a España, no me apetece engordar con mi sangre a los señores de la chistera.  Y mucho menos que se aprovechen de los ahorros de mi tía.

La verdad nos hará libres.


Tiempo de lectura: 3 min. Vídeo: 7 min.

Como ya nos imaginábamos, el fin de la crisis llegará el día que “los mercados” decidan que ya han ganado suficiente, que ya han sangrado a la vaca todo lo sangrable y que hay que dejarla que vuelva a engordar por un tiempo antes de sangrarla otra vez.  Pero fuera de esta casuística, sí que hay algunas medidas que se podrían tomar para frenar el control que “el capital” posee sobre el país y devolver en cierta medida la soberanía al pueblo.  Ved el vídeo, que no tiene desperdicio:

Desde luego, hay que ser valiente para aplicar estas medidas, muchos montarán en cólera y llegará el llanto y el crujir de dientes.  Algunos hablan ahora de eliminar los convenios colectivos, ligar los salarios a la productividad, trabajar un poquito más, cobrar un poquito menos…  ¿De verdad creéis que recortando los salarios se va a incentivar el consumo?

No importa quien lo diga, si los que se dicen de izquierdas o los que se esconden tras la derecha. Al “capital” le da igual el consumo, sólo quiere sangrar la vaca.  Cada vez me siento más borrego, más prisionero en el centro del redil, más esclavo.  Ayúdame a salir porque así te estarás ayudando a ti también.

La verdad nos hará libres.

A %d blogueros les gusta esto: