Tag Archive: lotería



Como es normal, a todos nos hubiera gustado que nos hubiese tocado el premio gordo del sorteo de Navidad.  Si lo pensamos bien, no es tan difícil, ya que circulaban ciento noventa y cinco series del mismo número, con diez décimos cada una, sumando un total de mil novecientos cincuenta décimos premiados.  Pero… ¿y si nos toca? ¿qué hacemos con tanto dinero?

 

 

hipoteca loteria

¿Nos gastamos el premio o pagamos la hipoteca?

 

En realidad no es tanto, sólo trescientos mil euros al décimo (que son cincuenta millones de las antiguas pesetas).  A priori, lo primero que se le ocurre a uno es pagar la hipoteca, lo que no es mala idea.  Teniendo en cuenta que la media española es de ciento veinte mil euros nos estaremos ahorrando unos dos mil euros anuales en concepto de intereses.  Pero nos surge la duda de si será esta la mejor opción… o no.

Desde luego la situación ideal es que no tuviéramos ninguna hipoteca.  Así, invirtiendo el dinero del premio en un plazo fijo anual no nos costaría trabajo que el banco nos dejase un interés aproximado del 4%.  Descontando los impuestos, nos quedaría una renta mensual de 820 eurazos.  Puede no parecer mucho, pero hay que tener en cuenta que no tenemos hipoteca y que podemos seguir trabajando, si es que tenemos la suerte de contar con un empleo.

Aún teniendo hipoteca, hay que replantearse la situación y contenerse ante la necesidad imperiosa de pagarla.  Ya hemos dicho que con trescientos mil euros del ala en la saca conseguiríamos con facilidad un interés del 4%.  Si el interés que se aplica a nuestra hipoteca es menor, no nos interesa pagarla, sino contratar un plazo fijo en el banco y pagar las cuotas con la renta del capital del premio.  Además, una vez pagada la hipoteca, el dinero del premio nos seguirá rentando in eternum.

La contrapartida es el caso de que el interés que paguemos en la hipoteca sea mayor que el susodicho 4%, en ese caso sí que interesa pagarla, toda y ahora mismo, para ahorrar el mayor dinero posible.  Con el resto del premio podremos contratar el plazo fijo anual y disfrutar de, aproximadamente, quinientos euros limpios mensuales.

Ya sabéis lo que hacer.  Si algún agraciado quiere comentarnos su experiencia, estaremos encantados de compartirla.

La verdad nos hará libres.


Se va acercando la fecha en la que algunos verán cumplidos sus sueños.  Más concretamente, quinientas ochenta y cinco personas serán las que se vean felizmente agraciadas con alguno de los tres primeros premios del fabuloso sorteo de Navidad de la (por poco tiempo) Lotería Nacional.  Pero aún hay más, porque cada billete está dividido en diez fracciones, así que en este momento danzan por ahí cinco mil ochocientos cincuenta décimos que, con toda seguridad, recibirán uno de los tres primeros premios.  Pero… ¿Qué pasa con los demás?  Analicemos la probabilidad de resultar agraciado con algún premio en este espléndido sorteo:

decimo loteria navidad

  • Premios grandes: son un total de trece por cada serie (hay ciento noventa y cinco series), que van desde los cincuenta mil a los tres millones de euros.  La probabilidad de alcanzar alguno de ellos es del 0.015%.
  • Pedreas: habrá un total de mil setecientas setenta y cuatro pedreas, que se llevarán mil euros cada una.  La probabilidad de obtener una de ellas es de 2.087%.
  • Aproximaciones y premios pequeños: son tres mil cuarenta y ocho.  Aquí entran los típicos anterior y posterior a los premios grandes, los que coincidan con las tres primeras cifras del gordo y ese tipo de premios.  Su valor oscila entre los mil y los veinte mil euros y la probabilidad de obtenerlos es del 3.59%.
  • Reintegros: los billetes premiados con reintegros ascenderán a la friolera de ocho mil cuatrocientos noventa y nueve, recibiendo cada uno de ellos doscientos euros (la cantidad jugada).  La probabilidad de que nos toque uno de ellos es del 10%.

Recordemos que el coste de un número completo es de doscientos eurazos, aunque la mayoría de nosotros solemos adquirir décimos de veinte euros.  Con sólo un décimo, la probabilidad de que nos toque es la misma que llevando un número, sólo que el premio a obtener será diez veces menor.  Los que me leen saben que a mi me encanta sacar conclusiones, extraer consejos y enseñanzas de las matemáticas loteras (en este caso) y de los datos presentados.  Es por eso que no podía faltar la esperada serie de conclusiones:

  • La probabilidad de obtener algún premio importante (comprando sólo un número) es del 5.69%, lo cual no está nada mal.  Esto quiere decir que es casi seguro que nos toque alguno de estos premios importantes si compramos diecisiete números diferentes (invirtiendo tres mil quinientos euros).  Lo malo es que el premio que nos corresponda sea el de los mil euros…
  • Si tenemos en cuenta los reintegros, la probabilidad de que nos toque algo será del 15.69%.  Si llevamos diez números cuyas últimas cifras sean todas diferentes, la probabilidad del que nos toque el reintegro es del 100% y siempre tenemos la posibilidad del 5.69% (con cada uno de ellos) de que nos salga algo mejor.
  • Tendremos que comprar más de seis mil billetes para estar casi seguros de que nos va a tocar uno de los premios grandes.  Sólo son un millón doscientos mil euros y puede tocarnos el gordo de tres millones o el quinto premio de cincuenta mil.
  • Si queremos blanquear dinero, parece que el tema de la Lotería de Navidad nos viene al pelo, sólo hay que tener un poco de suerte para evadir al fisco de forma alarmante.  Pero no sigáis este consejo, sólo lo menciono a título informativo.

De momento eso es todo.

La verdad nos hará libres.

La verdad sobre la lotería


Me complace compartir con vosotros que la lotería moderna, tal y como la conocemos hoy, celebró su primer sorteo en Cádiz en 1812.  Curioso es que dos eventos tan distintos como la lotería y la Constitución compartan lugar y fecha de nacimiento.  Desde entonces muchos han buscado en los billetes de lotería una salvación a la monotonía de sus vidas.  Pero, ¿Qué hay detrás de todo eso? ¿Existe realmente la oportunidad de dar el salto a la riqueza?  Veámoslo…

Empezando por la lotería nacional (motivos históricos) calculemos la probabilidad de obtener un premio.  Con 100000 números posibles, cada uno de ellos con 10 series, y 35450 billetes premiados, la probabilidad de obtener algún tipo de premio es del 3.5%, mientras que para obtener el premio máximo desciende hasta el 0.0001%.

El cupón de la ONCE (que también nació en Cádiz, 1928) igualmente tiene 100000 números, con lo que la probabilidad de obtener un premio en el sorteo diario es del 0.001%.  Sin embargo, para el sorteo del domingo existen 150 series, con lo que la dificultad aumenta hasta el 6,6x10E(-6)%.  Para los no científicos, esto se traduce en el 0.0000066%.  La cosa empieza a ponerse difícil.

El cálculo para la lotería primitiva es un poco más difícil, así que me voy a limitar a exponeros el resultado:  la probabilidad de acertar el premio gordo es del 0,0000071%, un poco mejor que la ONCE, ¿no?

Vamos a por las quinielas.  Nuestra apuesta es sólo una, al igual que en el resto de loterías, pero las posibles combinaciones son grupos de signos (1, X, 2) agrupados en “palabras” de 14 “letras”, o sea 3 elevado a 14 combinaciones posibles.  La posibilidad de acertar jugando totalmente al azar es del 0,0000209%.  Aquí surge un dilema, y es que la quiniela nos permite “opinar” sobre criterios pseudos-objetivos.  Veamos un ejemplo: si estamos seguros de que vamos a acertar 3 de los 14 partidos, la cosa se reduce al 0,00056%, lo que quiere decir que hemos aumentado nuestras opciones por 27.  Esta hipótesis es bastante cercana a la realidad, ya que la relativa seguridad de acertar 3 compensa la aleatoriedad de los otros 11 partidos.

Quiniela

La quiniela de fútbol, esa gran desconocida

La QH es similar, hay que acertar los caballos ganadores en 5 carreras y el segundo en una de ellas.  La posibilidad de acertarlo al azar es del 0.0000016%, y si tenemos en cuenta que hay gente que dice que los favoritos suelen ser 5 de cada carrera, la probabilidad se reduce al 0.008%, que está casi 5000 veces mejor siempre que se cumplan las previsiones.

Ahora ya estamos en posición de afirmar algunas cosas:

  1. Las únicas loterías que nos permiten opinar sobre el posible resultado son quiniela de fútbol y la QH.
  2. Las otras loterías son totalmente al azar, no tenemos ningún criterio para pronosticar o predecir el resultado.

Así que el orden de las loterías en función de nuestra posibilidad de acertar jugando totalmente al azar es el siguiente:

  • ONCE: 0.001%
  • Lotería nacional: 0.0001%
  • Quiniela de fútbol: 0.00002091%
  • Lotería primitiva: 0.00000715%
  • Quiniela hípica: 0.00000164%

Pero si aplicamos los criterios de opinión que hemos explicado antes la cosa varía bastante:

  • Quiniela hípica: 0.008%
  • ONCE: 0.001%
  • Quiniela de fútbol: 0.000516%
  • Lotería nacional: 0.0001%
  • Lotería primitiva: 0.00000715%

Nuestras conclusiones aumentan por momentos:

  1. Parece que lo mejor es la QH, aunque hay que entender un poco de hípica y los caballos favoritos tienen que demostrar su valía.
  2. La ONCE se muestra como la más versátil, podamos opinar o no sobre el resultado.
  3. Sólo con que estemos bastante seguros del resultado de 3 partidos, la quiniela de fútbol ya es 5 veces mejor que la lotería nacional.  Y si estamos seguros de 5 partidos, ya es casi igual de buena que la QH.
  4. La lotería primitiva siempre está ente los últimos puestos.

Bajo mi punto de vista, lo mejor es apostar en un MIX de loterías, pero eso es otra historia, que será contada en otra ocasión.

La verdad nos hará libres.

A %d blogueros les gusta esto: