De un tiempo a esta parte, gracias al auge y veloz crecimiento del mercado de videoconsolas, se está hablando mucho de las adicciones a los videojuegos, a los juegos de rol y a los juegos de azar.  Por ser el tema que más conozco, contestaré a algunas preguntas que me han llegado a formular ciertos conocidos al enterarse de que estuve metido en el mundillo del rol durante un tiempo.

rpg

¿Tú juegas al rol? ¡Pero si pareces normal!

No hay que ser “especial” para jugar al rol.  Tampoco es cierto el estereotipo del típico joven inadaptado, de aspecto gótico, con gafas y socialmente excluido que se reúne con tres o cuatro de su “especie” para hacer cosas raras, como por ejemplo, jugar al rol.  Cualquiera puede jugar al rol.

El rol es de frikis ¿no?.

Puede ser.  Pero si entendemos que un friki es todo aquel que profesa mucho interés por un tema que no es de los más comunes o que no a todos les encanta, entonces hay muchos frikis deambulando por el mundo.  Si estás obsesionado con el fútbol, la prensa rosa, los coches o la música está bien visto, pero si tus gustos van por otros derroteros, eres un friki.  Los frikis son vistos y tratados con cierto recelo por la sociedad.  Lo que no comprendemos nos produce temor…

¿Vas por la calle matando gente?

Absurdo.  Es cierto que hace algunos años hubo un episodio de unos chicos que mataron a un hombre arguyendo que se trataba de un juego de rol y otro mató a sus padres con una katana porque se creía el personaje de un juego.  Todos los extremos son malos, si dejamos que el juego nos consuma el cerebro, seguramente llegaremos a adoptar conductas destructivas, al igual que con todas las obsesiones.  ¿Qué razones lleva a los ultras de un equipo a tirarles botellas a los hinchas del equipo rival?  Es una forma de violencia que se da a diario y la gente lo ve como normal. ¿Cuántas muertes ha habido a causa del fútbol?

¿Has pensado alguna vez en suicidarte?

En absoluto.  Más de un caso ha habido de suicidios en jóvenes y las investigaciones han llegado a la conclusión de que “jugaba al rol”, como si eso fuera una razón suficiente.  Tal vez si hubieran investigado un poco más habrían descubierto que no tenía amigos, que le daban de lado en el colegio o que tenía problemas en casa.  Más educación y menos desinformación.

¿Eres heavy o satánico?

Volvemos a lo de antes, no es necesario cumplir con ningún estereotipo para ser jugador de rol, al igual que tampoco lo es para jugar a videojuegos o al bingo.  Cualquiera puede jugar al rol.  Por la temática del rol, que a veces incluye simulaciones de hechizos, combates o batallas, muchos creen que uno acaba llevando todas esas cosas a la vida real y se vuelve algo así como una especie de monstruo encerrado en el cuerpo de una persona.  Todo eso es ridículo, es como pensar que los aficionados a los toros están pensando en clavarte unas banderillas mientras hablan contigo.

De momento esto es todo lo que tengo que decir, espero haber esclarecido unas cuantas dudas existenciales…

La verdad nos hará libres.